Gabriel Hernández abre el ciclo 'Músicas desencajadas'

Gabriel Hernández, en sus inicios en la música./
Gabriel Hernández, en sus inicios en la música.

El cantante murciano volverá a tocar las canciones de 'Mayo del 82' junto a sus hijos, los músicos Rey Lobo y Álex Juárez

LA VERDADMURCIA

Tras agotar entradas el pasado marzo para el que fue su primer concierto en 35 años, Gabriel Hernández volverá a subirse a un escenario en Murcia, en el Aula de Cultura de la Fundación Caja Mediterráneo, dentro del ciclo 'Músicas desencajadas', para tocar las canciones de 'Mayo del 82', la cinta que sus amigos le grabaron en directo hace más de tres décadas.

Se trata de un concierto muy especial, en el que Gabriel Hernández estará acompañado en el escenario por sus hijos, Rey Lobo y Álex Juárez, responsables de que esa maqueta haya visto ahora la luz, además de colaboraciones de otros músicos murcianos.

La historia de Gabriel llamó la atención de los medios de comunicación por sus similitudes con 'Searching for Sugar Man', así como por su música, con influencias de grandes de la llamada 'nueva canción' como Silvio Rodríguez o Pablo Guerrero, que ahora se presentará con sutiles arreglos de cuerdas, guitarra eléctrica y electrónica. La cita tendrá lugar el viernes 27 de septiembre a las 20.30 horas. Las entradas se pueden adquirir por 12 y 9 euros.

'Músicas desencajadas' es el nombre de un grupo de conciertos que tienen lugar en el Aula de Cultura de la Fundación Caja Mediterráneo, en los que «una serie de artistas, difíciles de definir en su conjunto, sin etiquetas, ni conexión aparente, muestran su saber hacer de forma cuidada, cómoda y en horario poco habitual», explican sus organizadores.

El ciclo presenta con el directo de Gabriel Hernández su segunda temporada, en la que se podrá disfrutar de «estilos diferentes y sin complejos, y de personalidades arrolladoras que van desde la experiencia a la ilusión del comienzo. Artistas que rememoran el pasado actualizando viejos tiempos». En definitiva, artistas que «aparentemente no encajan» pero que «emocionarán de forma muy especial» al público.