Rafael Medina Egea: «'Abonico' es un viaje por las melodías tradicionales del sureste»

Componentes del grupo de música folk Malvariche, con Rafael Medina, de pie, a la derecha. /
Componentes del grupo de música folk Malvariche, con Rafael Medina, de pie, a la derecha.

El grupo de música folk, con más de 30 años a sus espaldas, presenta nuevo disco el 25 de mayo en el Teatro Cine Velasco de Alhama

PACO ESPADAS ALHAMA

Han pasado más de treinta años desde que un grupo de jóvenes de Alhama de Murcia decidieron emprender una formación musical que les llevó a ser un referente en la música folk a nivel nacional. A lo largo de su trayectoria han experimentado con sonidos tradicionales, muy ligados a la Región de Murcia, y hoy en día son el referente musical del conocido pasacalles de los Mayos -fiestas de Alhama declaradas de Interés Turístico Nacional-, donde actúan subidos en un escenario dándoles una buena dosis de decibelios a los miles de corremayos que, con sus trajes de arlequín, les siguen y cantan con ellos temas como 'El bichogüi', una especie de himno para los corremayos. Ahora, esta formación por la que han pasado varios componentes, de nuevo se encuentra inmersa en la grabación de un nuevo disco, 'Abonico', con menos traca y más melodías del sureste español con un sentimiento especial.

Uno de los fundadores del grupo es Rafael Medina Egea, con el navegamos en un mar de música folk, con su historia pasada y presente.

«Regresamos a nuestro origen, a un sonido perdido en el tiempo, sin distorsión y mucho más acústico y tradicional»

-¿Cómo nació la idea de crear el grupo Malvariche?

-Corría la Navidad de 1985 cuando un grupo de mis entonces alumnos, junto con algún amigo, comenzamos a tocar un par de temas de Mike Oldfield, para luego interpretarlos en un festival benéfico que se realizó en Alhama. Fue tan grata la respuesta del público que aquello nos motivó a seguir realizando directos. Entonces comenzamos a componer temas propios y adaptamos algunas piezas de tradición murciana. Con todo ello nos presentamos al concurso Murcia Joven, con el nombre de Banda Malvariche. Por dos años consecutivos, 1986 y 1987, ganamos el concurso Murcia Joven de Música Folk, representando esos dos años a la Región de Murcia en el Certamen Nacional para Jóvenes Intérpretes, celebrado en Guadalajara. Todo eso nos valió para adentrarnos en el mundo del folk. Al poco tiempo, pasamos a llamarnos Malvariche dejando lo de Banda.

-¿Cuántos discos han publicado? Háblenos de cada uno de ellos.

-En el año 1992 grabamos nuestro primer disco, titulado 'La leyenda; lo editamos en formato de cedé, casete y LP de vinilo. En 1995 editamos, en formato de cedé y casete, '¡Que llueva, que llueva!'. Por aquel entonces, el formato de vinilo desapareció del mercado con la llegada del cedé. En 1998 desaparecieron las casetes y editamos solo en cedé nuestro disco 'En concierto', grabado en dos directos realizados en Alhama de Murcia, nuestro pueblo, y en Totana, que siempre ha sido como nuestra segunda casa.

Escenarios

-¿Hubo un tiempo en el que dejaron los instrumentos?

-Después de una retirada momentánea del grupo en los escenarios, en 2010 nos planteamos retomar de nuevo los directos y empezar a preparar un disco nuevo, y así celebrar los 25 años de la banda, con lo que en 2011 se publica '25 años no son nada', que contenía 15 canciones, todas nuevas excepto una, y más temas tradicionales junto a colaboraciones de lujo muy, muy especiales, como las de Manuel Luna o el centenario Tío Juan Rita, entre otras.

-¿Pero llevan más de treinta años de carrera?

-En mayo de 2016, coincidiendo con el 30 aniversario del grupo, presentamos nuestro último disco hasta este momento, titulado 'La fiesta de los corremayos', en el entonces recuperado festival 'Alhama'.

Alegría

-¿Y ahora de nuevo en el estudio?

-Efectivamente, el próximo sábado 25 de mayo presentaremos en el Teatro Velasco de Alhama, a las 21.00 horas, nuestro próximo disco, titulado 'Abonico'; con este nuevo trabajo regresamos a nuestro origen, a un sonido perdido en el tiempo, sin distorsión y mucho más acústico y tradicional, todo ello sin renunciar a la energía y alegría que siempre ha caracterizado a este grupo.

-¿No van a continuar la línea de los últimos discos?

-'Abonico' es un viaje por las melodías tradiciones de las tierras del sureste y por temas de creación propia que tienen sus raíces en Malvariche, letras creadas con el sentimiento y la añoranza que este valle que es Malvariche, situado en Sierra Espuña, nos evoca y del cual llevamos su nombre. La búsqueda de un sonido 'Abonico' comienza con las ganas renovadas de un cambio de registro sonoro que la banda llevaba tiempo queriendo hacer. A lo largo del disco, las baterías y las distorsiones han sido sustituidas por instrumentos acústicos como violín, flauta, bouzouki o pandero cuadrado, entre otros. Contamos con importantes colaboraciones como la Coral Discantus, Jesús Tejas, Maribel, Juan y Lourdes de La Ronda de Motilleja, Emilio del Carmelo de Patiño o Juan 'El Banana' de Los Animeros de Barranda, entre otros, como Constantino López, que ha sido el técnico elegido para llevar a cabo la grabación en su estudio Primavera en el Atlas -como en nuestros dos discos anteriores-, y además el encargado de la producción del disco.

-¿Quiénes componen hoy el grupo y quiénes pertenecieron a él en su día?

-Embarcados en 'Abonico', todavía encontramos a Rafa Medina, Juan Romero y Alfonso Marín, que son miembros fundadores desde hace ya treinta y tres años, dando lugar junto a Germán Medina y a Óscar Esteban Llamas al quinteto que ha generado los catorce temas de este disco.

Paralelamente, y desde hace varios años, el grupo también desarrolla un cuentacuentos musical, 'Los músicos de Malvariche', basado en el libro de los hermanos Grimm 'Los músicos de Bremen', que representan con gran éxito para el público más infantil en momentos señalados como Navidad y carnavales; para ello contamos con Juan Pedro García, tocando guitarra eléctrica, y junto con Jacinto J. López a la batería formamos la banda en formato folk rock para producciones de conciertos grandes al aire libre, o el pasacalles de corremayos que Malvariche realiza cada año, desde hace ya 21, el primer sábado de mayo en Alhama, con más de 8.000 personas desfilando delante y detrás del escenario móvil en el que tocamos.

Mecenazgo

-¿Qué destacaría de la carrera artística del grupo?

-Malvariche, a lo largo del tiempo, ha tocado por toda la geografía española, pero para no desmerecer nada prefiero no destacar otra cosa que los conciertos de grabación que hicimos para nuestro disco en directo, y los pasacalles de corremayos.

-¿Qué nos dice del 'crowdfunding' que están haciendo para vender y recaudar dinero por internet?

-Hemos creado una campaña de 'crowdfunding' o mecenazgo para recaudar dinero y poder financiar el proyecto de 'Abonico'. Consiste en hacer que la gente compre nuestro disco por anticipado, a través de internet en la plataforma Verkami, o directamente con nosotros y en Sonata Centro de Música de Alhama. Pueden comprar el nuevo disco que cuesta 10€, o también pueden invertir en adquirir discos anteriores del grupo, camisetas o incluso conciertos a precio reducido. La formula es fácil, entrando en internet con Malvariche Abonico aparecen diferentes ofertas que puedes comprar con la tarjeta bancaria o, si no quieres hacerlo así, directamente con nosotros.

-Cada año realizan un concierto en un escenario móvil en los Mayos.

-Un pasacalles en el que tocamos subidos a una carroza con muchos kilovatios de sonido y luz. Es el festejo con más participación de los que se celebran en Alhama; en los últimos años, en torno a 10.000 personas desfilan, bailan y cantan a ritmo de la música de Malvariche.