Paladéelo como un buen café

Pedro Soler, fotografiado ayer en Murcia. / E. M. Bueso
Pedro Soler, fotografiado ayer en Murcia. / E. M. Bueso

El periodista Pedro Soler publica 'Cuatro historias increíbles'. El libro, que recrea hechos tan alucinantes como el llamado crimen de La Perla y los contactos divinos de sor Teresa, se presenta mañana en Murcia

Antonio Arco
ANTONIO ARCO

En el mensaje que Pedro Soler (Abarán, 1943) ha enviado a sus amigos y conocidos para comunicarles que mañana, a las 20.00 horas, en el Aula de Cultura de Cajamurcia, presenta su nuevo libro, 'Cuatro historias increíbles' (La Fea Burguesía), especifica que lo hará «junto a José Mariano González Vidal y Paco López Mengual», y advierte, para que luego nadie se lleve a engaño: «No habrá chupe». O sea: «Haced lo que mejor os parezca. Besos». Soler, periodista, escritor, crítico de arte, cronista oficial de Murcia y académico de la Real Academia de Santa María de la Arrixaca, ha estado vinculado a 'La Verdad' desde sus inicios en el mundo de la comunicación, y tras su jubilación sigue enriqueciendo, con su firma y sus colaboraciones, la sección de Cultura y los suplementos de fin de semana 'GPS' y 'Ababol' de este periódico. Autor de varias publicaciones en las que se recupera, con rigor científico y pasión humanística, la mejor historia de Murcia, rica en creadores cuya obra sigue iluminando a día de hoy el quehacer de las nuevas generaciones de artistas, su anterior libro lleva por título 'Martínez Tornel: el gran cronista de Murcia y su huerta'.

Su nueva obra, que recrea las alucinantes historias de Jaime Alfonso El Barbudo, del conocido como milagro del aceite, de los contactos divinos de sor Teresa y del crimen de La Perla, ha sido posible tras «un concienzudo trabajo de investigación». «Desde que oí hablar por vez primera del crimen del Hostal La Perla», recuerda el editor, y también escritor, López Mengual, «jamás permito que mi mujer me prepare café». «Y es que temo», añade, «que en cualquier momento se pueda volver a reavivar esa fea costumbre, tan extendida por el Mediterráneo en los siglos pasados, de envenenar al marido».

Dónde
Aula de Cultura de Cajamurcia, en Murcia. Cuándo: Mañana jueves, a las 20.00 horas. Intervienen: Pedro Soler, J. M. González Vidal y Paco López Mengual.

El editor está convencido de que «tras la lectura de la última de estas 'Cuatro historias increíbles' que nos propone Pedro Soler, en la que narra los asesinatos cometidos por Josefa Gómez, La Perla, la mujer más hermosa que nunca haya paseado su palmito por la Trapería murciana, el lector también mirará con aires de sospecha cada taza de café que, desde ese momento, le preparen con esmero especialmente para él».

Pedro Soler sonríe cuando escucha las palabras de López Mengual. Y lo hace, entre sonrojado y tímido, con esa actitud suya de humildad verdadera que tanta admiración despierta entre la gente que le quiere, tan abundante independientemente de credos e ideologías. «Como me ha ocurrido a mí», asegura el editor, «sé que a partir de la lectura de este libro, el lector no podrá pasear por la céntrica Plaza de Santo Domingo sin recordar la azarosa vida de Jaime Alfonso El Barbudo, el más legendario y temido bandolero del Sureste español, cuya vida acabó colgada de una soga balanceándose en esta plaza». Y, por supuesto, «tampoco podrá pasar por la puerta del convento de Las Claras sin recordar los contactos divinos que sor Teresa de la Santísima Trinidad mantuvo a lo largo de su vida monacal entre esos muros. También sé que algún día, los pies del lector le conducirán a Mula, para conocer 'in situ' el convento de La Encarnación, el lugar donde se produjo uno de los milagros más llamativos de la Cristiandad».

Recuerda con mucho agrado que «un día tuve la suerte de compartir una larga charla con Pedro Soler sobre las historias que hoy aparecen editadas en este volumen». Y que, «tras pasar esa noche en vela, fascinado por todo lo que había escuchado, le telefoneé temprano para proponerle su publicación en un libro». Pensó: «Tan solo habría que ordenar la mucha documentación que poseía y seleccionarla». Sabía López Mengual «de su pasión por la investigación, del rigor histórico que da a sus textos, de su capacidad para bucear por los archivos... así que el fruto de aquella llamada telefónica es este nuevo libro, 'Cuatro historias increíbles'».

«Se ha escrito mucho sobre las fechorías de El Barbudo, se han publicado miles de páginas sobre el crimen de La Perla, y aunque menos, también hay textos que nos hablan del milagro del aceite en Mula y de los éxtasis divinos vividos en el convento de Las Claras, pero nunca antes se han tratado estos hechos de una manera tan completa, documentada y rigurosa como lo ha hecho Pedro Soler. Sin duda, estamos ante la obra definitiva sobre estas 'Cuatro historias increíbles'».

A propósito de su nuevo libro, Pedro Soler explica que «algunas de las historias que contiene son auténticas sorpresas, halladas entre los documentos incesantes que atesora el Archivo Municipal de Murcia». «Y quien aparece como firmante de estos relatos, entre los que se entremezclan legendarios personajes reales con crímenes horrendos e increíbles milagros», especifica, «se ha limitado, unas veces, a voltear los textos, porque ha querido así eliminar la presunta aridez que los originales encierran, como método para hacerlos más actualmente legibles; y otras, ha rebuscado con ansiedad, removiendo el mayor número de escondrijos en los que se ocultasen datos que fuesen capaces de aportar la máxima dosis de autenticidad a cuanto aquí se cuenta».

«Como comprobará el lector, que espero que alguno haya», ríe Soler, «estamos ante muy variopintas narraciones». Unas «parecen auténticas fábulas, aunque también son, en parte, una realidad». Soler -un hombre bueno en el sentido machadiano, y también en todos los demás- indica que no ha pretendido, escribiendo 'Cuatro historias increíbles', «caer en la irreverencia, ni escarbar en esos horrores que asaltos, crímenes y ejecuciones pudieron conllevar». «El deseo principal de publicar estas páginas», aclara, «ha sido recoger retazos históricos, acaso intrascendentes, pero que encierran un enorme sabor popular, por la presencia de un personaje famoso o insólito; por un crimen increíble, y por asombrosos sucesos». Por tanto, «que decida el lector».

Un lector al que López Mengual le recomienda lo siguiente: «Siéntese cómodo en el sillón, y paladee este libro como si de una taza de café se tratara. Le aguardan cuatro increíbles sorbos que deberá saborear despacio... Un consejo: no se resista y déjese envenenar por las historias que nos cuenta Pedro Soler».

 

Fotos

Vídeos