Un libro ensalza la figura de uno de los pachequeros más queridos

Presentación del libro 'Historia de un hombre bueno' eb Torre Pacheco./PABLO SÁNCHEZ/ AGM
Presentación del libro 'Historia de un hombre bueno' eb Torre Pacheco. / PABLO SÁNCHEZ/ AGM

El periodista Juan Tomás Frutos presenta 'Historia de un hombre bueno', una visión poliédrica de Pedro Jiménez, exalcalde de Torre Pacheco, impulsor de Ifepa y de numerosas infraestructuras educativas, deportivas y culturales en el municipio

Manuel Madrid
MANUEL MADRID

Un libro dedicado a la figura de Pedro Jiménez Ruiz, «el alcalde de Torre Pacheco», refleja la historia «y la época en la que este municipio, entre 1979 y 1999, fue uno de los más desarrollados de España, producto de las gentes, de los pachequeros, visionarios de futuro», según describió el regidor, Antonio León, durante la presentación del volumen en el Ayuntamiento pachequero.

El periodista Juan Tomás Frutos, profesor de la UMU y poeta, firma este trabajo titulado 'Historia de un hombre bueno', un «regalo» de 400 páginas. Amigos, familiares y periodistas dan cuenta de la vida de uno de los alcaldes más queridos de la Región. «No hay nada más alto que ser bueno en la vida y Pedro está exento de soberbia, es un hombre entregado a su pueblo, no tiene dobleces», dijo Juan Tomás Frutos, que ensalza su voluntarismo y su bonhomía.

La llegada del Trasvase a la Cota 120, el impulso de infraestructuras como la institución ferial Ifepa, de la mano del fallecido Pedro Roca Saura, y las transformaciones urbanísticas, la construcción de equipamientos educativos, deportivos y culturales fueron algunos de sus logros. Es «un pachequero soberbio», coinciden los colaboradores que han aportado textos y fotografías para reconstruir su vida política y su aporte a Torre Pacheco. Fue capaz de realizar todo lo que se propuso, admira Frutos, que reconoce que 20 años después de haber dejado la política muchos vecinos todavía lo consideran «el alcalde».

Pedro Jiménez, presente en la presentación, dijo sentirse una persona muy dichosa y señaló que su único mérito fue cumplir su compromiso de servicio con los pachequeros y de la ayuda de la Corporación. Agradeció a ciudadanos, alcaldes pedaneos y concejales y a su familia y su esposa Josefina, «siempre consciente de mi compromiso con Torre Pacheco». Dio gracias a Dios por darle salud y vivir un momento así.

 

Fotos

Vídeos