José J. Bermúdez Olivares concluye su 'Trilogía de fin de siglo' con 'Los cuatro santos'

LA VERDAD

El escritor José Joaquín Bermúdez Olivares (Cartagena, 1963) concluye su 'Trilogía de fin de siglo' con la publicación de 'Los cuatro santos' (Editorial La Huerta Grande), que se presenta hoy, de 19.30 a 21 horas, en la librería Colette, Libros y Tragos, en la calle Cánovas del Castillo 17 de Murcia. Con el trasfondo del 'legado Rubén Darío' salvado gracias a Antonio Oliver y Carmen Conde (de cuya entrada en la Real Academia se cumplen ahora cuarenta años y a la que el autor dedica su personal homenaje), José Joaquín Bermúdez lleva al lector desde Cartagena hasta la sierra abulense y desde la costa inglesa hasta Madrid, en una postrera peregrinación de su personaje Rafael Sánchez entre el conocimiento y la desolación.

Con ecos de Dickens, Henry James, Torrente Ballester y tantos otros, el autor nos habla, según la editorial, «como si en la rutina estuviera la salvación; en la repetición, la dicha; en la cotidianidad, el perdón; en la comprensión, el conocimiento y la bondad (...) o la triste síntesis entre el bien y el mal: una madre no recordada, un padre ausente, una hija muerta, un nieto que habla desde un paraíso perdido». El autor lleva hasta los límites su habitual estilo oblicuo y alusivo, rico y elusivo, barroco y desasido.

José Joaquín Bermúdez Olivares vuelve a desafiar al lector con esta novela y pone fin a esta trilogía a la que ha dedicado nueve años y que comenzó con 'El último de Cuba' (2016) y 'El hombre de negro' (2017). También es autor del breve ensayo 'Viajes a ninguna parte', incluido en el libro colectivo 'El viaje' (2018), todos publicados por esta editorial.