Emilio Lara: «La historia de Cartagena es un telón de fondo ideal para la ficción»

Emilio Lara se autodenomina «cartagenero consorte». / CARLOS VERGARA
Emilio Lara se autodenomina «cartagenero consorte». / CARLOS VERGARA

El autor de 'El relojero de la Puerta del Sol' asegura que el oficio de escritor es «un 90% artesanía y un 10% arte o creatividad»

Manuel Madrid
MANUEL MADRID

Son las cinco de la tarde y Emilio Lara (Jaen, 1968) ya está listo para seguir con el proceso de escritura de su tercera novela. Le quedan ganas, después del remojón de adolescencia diario como profesor de Historia en un instituto de Jaén. «Es mi rutina, por las mañanas mis clases y por las tardes y fines de semana me pongo a escribir». No tiene nada de bohemio ese proceso. Pero, tal vez, la constancia y el arte, en este caso, se han conjugado para alumbrar dos novelas, 'La cofradía de la armada invencible' (2016) y 'El relojero de la Puerta del Sol' (2017), ambas publicadas por Edhasa, que le han reportado solo satisfacciones y con las que ha iniciado una ilusionante carrera de escritor.

Mañana recibirá el premio de la XIX Semana de Novela Histórica de Cartagena por su segunda obra, con la que también ganó el Premio Andalucía de la Crítica de Novela. Ayer, en conversación con 'La Verdad', reconocía que donde ha encontrado su voz narrativa y donde se encuentra «como pez en el agua» es en la novela histórica. «Es lo que me hace conciliar mi visión de la historia y la literatura. Yo soy lector de casi todo tipo de géneros literarios, pero en la novela histórica me siento muy a gusto, y por aquí voy a seguir». Es «cartagenero consorte». Tenía una beca de profesor de Historia Antigua en la Universidad de Jaén y cuando conoció a su mujer, cartagenera, en un curso de verano en El Escorial, «me lo replanteé todo». «Iba a hacer mi segundo año de doctorado, y pensé que la manera rápida de hacer mi vida con ella era prepararme una oposición a instituto. Aprobé y a partir de entonces me dediqué a mis clases, a mi escritura y a mi instituto, una larga preparación para escribir mi primera novela, 'La cofradía de la armada invencible', y la protagonista era una cofradía de nazarenos de Cartagena».

¿Cuál es el periodo histórico que más le gusta enseñar al profesor? Emilio responde que ayer mismo dio una clase a un curso de 2º de bachillerato sobre la España del siglo XVIII, el reformismo ilustrado de Carlos III. «Es uno de mis momentos favoritos, el mejor rey de nuestra historia contemporánea, y el telón de fondo de una de las grandes novelas históricas recientes de España, 'Hombres buenos', de Arturo Pérez-Reverte, en la que los académicos de la Lengua tienen que ir a París para hacerse con una colección de la Enciclopedia en el reinado de Carlos III».

Recibe mañana el premio de la Semana de Novela Histórica tras dar a conocer su obra en un acto con la librera Ana Escarabajal

«Amor a primera vista»

Cartagena, la ciudad que le premia y donde no ha participado nunca en su Semana de Novela Histórica, es, con Jaén, «la ciudad de mis amores». «Voy todos los meses, mis veraneos son en La Manga, y con la Región de Murcia y con Cartagena yo tuve un amor a primera vista. Para mí fue deslumbrante, he visto una evolución muy positiva en estos últimos 20 años, me gusta pasear por ella. Además, Cartagena es el cederrón de la historia en España. No hay ciudad, no solo en España sino en el Mediterráneo, que tenga una historia antigua tan riquísima. La historia medieval es muy interesante. La moderna, también. Pero, desde luego, la contemporánea es espectacular, a partir de Carlos III, porque hace las grandes murallas. Y en el siglo XIX con el Cantón. Yo creo que solo Cádiz se le puede parangonar, y eso hace que sea un telón de fondo ideal para llevarlo a la ficción, a series o películas».

Anima a descartar de inmediato la idea del escritor romántico o vagabundo. «El escritor es un artesano, que se pone un mono de trabajo y está horas y horas trabajando, y está deseando que lleguen sus vacaciones para poder escribir». Emilio Lara es articulista en 'Zenda', portal literario impulsado por Pérez-Reverte, y 'tercerista' en 'ABC'. «Este oficio es 90% artesanía y un 10% de arte, o creatividad. Es una vida muy solitaria, y sacrificada». 'El relojero de la Puerta del Sol', su segunda novela ahora premiada en Cartagena, lleva tres ediciones, y pronto saldrá la cuarta. Además, se ha traducido al portugués, se distribuirá en Brasil, y entrará en el mercado japonés. «Lleva un año de vida y no me trae más que satisfacciones». Su tercera novela todavía no tiene título. Lo más probable es que mañana, a las 21 horas, en el Aula de Cultura de la Fundación Cajamurcia -en un acto presentado por la librera Ana Escarabajal-, dé algún detalle revelador. «Me he ido antes del siglo XIX, me apetece retroceder un poco», dice.

Encantado de viajar en el tiempo, Emilio Lara tiene palabras elogiosas para Juan Eslava Galán y para el «gran maestro» Pérez-Reverte, «que es marca España en la novela histórica y es el lector que ha llevado este género a todos los confines del mundo».

 

Fotos

Vídeos