Aquellos pequeños mandatarios

La historiadora María Rosa García, y la publicista Irene Escribano, escritora e ilustradora de 'Niños Reyes'. / GUILLERMO GUZMÁN
La historiadora María Rosa García, y la publicista Irene Escribano, escritora e ilustradora de 'Niños Reyes'. / GUILLERMO GUZMÁN

Las alhameñas María Rosa García e Irene Escribano están financiando su proyecto mediante una campaña de micromecenazgo. El álbum ilustrado 'Niños Reyes' cuenta anécdotas de 25 monarcas y emperadores precoces

NATALIA BENITO MURCIA.

Cuando Jaime I el Conquistador se alzó con el trono de la Corona de Aragón, tan solo tenía seis años. «Lo primero que le pasó nada más estrenar su cargo es que, como era tan pequeño, cuando le pusieron la corona le quedaba grandísima y se le coló hasta el cuello», explica la historiadora María Rosa García (Alhama de Murcia, 1982), autora del álbum ilustrado 'Niños Reyes. 25 historias sobre pequeños monarcas del mundo'. Un proyecto que esta docente ha desarrollado -a la vez que se prepara las oposiciones para Educación Secundaria- junto a la ilustradora Irene Escribano (Alhama de Murcia, 1989).

La idea de este álbum es acercar la historia «global, y no eurocéntrica» de manera atractiva, dando a conocer la trayectoria y algunas de las anécdotas de monarcas y emperadores que, como Jaime I, Isabel II, Shapur II el Grande de Persia, el francés Luis XIV o Cristina de Suecia, comenzaron a tomar grandes responsabilidades muy pronto. «Cuando los alumnos llegan a Secundaria consideran que la historia es una asignatura aburrida y densa que hay que aprenderse 'de memorieta' y se preguntan: '¿Y esto para qué vale?'. Si desde más chiquititos se les enseñara en forma de cuento, les parecería mucho más sencillo», sostiene María Rosa. Su labor de investigación, llevada a cabo durante meses y que le ha permitido encontrar 48 perfiles de jóvenes monarcas -queda pendiente una segunda parte-, no solo está plasmada en el texto, también en los cuidados dibujos realizados «con mucho rigor» por Irene Escribano: «Las ilustraciones te permiten ir más allá. Si el color de pelo de uno de los niños es de ese tono y no de otro, es porque sabemos a qué dinastía pertenece; igual ocurre con el vestuario», asegura esta publicista de profesión e ilustradora de vocación, que ya tiene en mente nuevos proyectos editoriales. Sus dibujos se pueden encontrar en la cuenta de Instagram @irene.pin.

La impresión del libro, pensado para niños de más de 6 años «y también para mayores, porque, ¿a quién no le gusta un 'Principito' o un 'Tintín' bien ilustrado?», se va a financiar mediante una

«Si el color de pelo de uno de los niños es de ese tono y no de otro, es porque sabemos a qué dinastía pertenece»

campaña de 'crowdfunding', a través de la editorial Huevo Cósmico, dedicada al ensayo histórico divulgativo, que pone sus propuestas a disposición de los mecenas en el portal Libros.com. Para la escritora, la labor de esta editorial es esencial, ya que no es fácil acceder al mercado de manera convencional: «Si eres 'el marido de' o 'el de Pasapalabra' [Christian Gálvez], puedes escribir sobre historia porque las editoriales se tiran a la piscina; si no, está complicado». Más allá de lamentaciones, «queremos demostrar que cualquier cosa puede ser divertida si está bien contada», afirma. Por otra parte, la narradora piensa que su libro apoya la tesis de que los niños se van haciendo grandes conforme van asumiendo responsablididades, aunque «eso no quita que tengan que jugar y leer, por supuesto».

Nueve días de campaña

Hasta el viernes, a falta de once días para que finalizara la campaña de micromecenazgo, el proyecto 'Niños Reyes' había recaudado 4.866 € de los 5.500 € necesarios para llevar a cabo la impresión del libro. Son 110 los mecenas que han creído en la idea. «Los primeros pertenecían a nuestro círculo, pero después se ha interesado gente que no conocemos y es muy ilusionante», indica María Rosa.

«Queremos demostrar que cualquier cosa puede ser divertida si está bien contada»

Se ofrecen varias opciones de colaboración: por ejemplo, por 20 €, el mecenas se lleva un libro en papel; por 35 €, también el formato e-book y un póster didáctico con las ilustraciones del libro; por 100 €, se añade una lámina con un retrato personalizado ilustrado como un niño rey; por 175 €, una edición especial del libro en el que el mecenas o quien él desee se convierte en protagonista, con su retrato y su historia integrada en la publicación. «Me encanta realizar los relatos personalizados, me da mucho juego porque tengo que conocer a esa persona y se crea un vínculo especial», asegura Irene. Faltan nueve días para encontrar los últimos apoyos y que estas alhameñas puedan convertir su dedicación en un proyecto sólido.