Liberan en Sierra Espuña a un buitre leonado tras ser recogido en estado de desnutrición

Momento de la liberación del ejemplar de buitre leonado./CARM
Momento de la liberación del ejemplar de buitre leonado. / CARM

El ejemplar había sido ingresado en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre con signos de agotamiento. El Gobierno regional ha aprobado un decreto que regula la alimentación de determinadas especies con subproductos animales procedentes de explotaciones ganaderas

EPMurcia

La Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente liberó este viernes en el Morrón de Espuña un ejemplar de buitre leonado, tras su paso por el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre, donde ingresó el pasado 2 de septiembre con signos de agotamiento, tras ser recogido en El Esparragal, en Murcia. En la liberación participó el director general del Medio Natural, Fulgencio Perona.

El animal padecía desnutrición, deshidratación y presentaba un peso de 5,45 kilos en el momento de su ingreso, muy inferior al estándar de su especie. Fue atendido hasta recuperar por completo su capacidad de vuelo, con el objetivo de devolverlo a su entorno.

Se trata del cuarto ingreso de un ejemplar de esta especie a lo largo del año. En este caso, un individuo juvenil, nacido durante esta época de cría, que probablemente había iniciado su dispersión desde alguna de las zonas de nidificación presentes en la Región.

Esta rapaz carroñera de gran tamaño puede alcanzar los 2,5 metros de envergadura y un peso de hasta 9 kilos. Constituye una de las aves más voluminosas de Europa. Los individuos más jóvenes presentan tonos marrones rojizos, más oscuros que los marrones grisáceos y claros de los animales adultos. Esta especie se establece en cortados rocosos y en los últimos años ha aumentado considerablemente su población en la Región, principalmente en los términos de Lorca, Caravaca de la Cruz y Moratalla.

Entre las principales amenazas para esta especie figuran los accidentes en tendidos eléctricos, las colisiones en parques eólicos o, en menor medida, la perturbación de las colonias de cría o la escasez de alimento. Con todo, la población española de buitre leonado constituye el 80 por ciento del total de ejemplares europeos, constatando un incremento del 65 por ciento en la población murciana en los últimos tres años.

Antes de ser liberado, el animal fue marcado con una anilla metálica oficial y otra anilla de lectura a distancia, lo que permitirá realizar un seguimiento del mismo, en el caso de que sea recuperado de nuevo o se notifique alguna observación de dicho elemento de marcaje.

El Gobierno regional ha aprobado esta semana un decreto que regula la alimentación de determinadas especies de fauna silvestre con subproductos animales no destinados a consumo humano procedentes de explotaciones ganaderas ubicadas en las zonas de protección delimitadas.

Dicha medida favorecerá el mantenimiento de las poblaciones de aves necrófagas de interés comunitario, principalmente al buitre leonado y a otras especies como buitre negro, quebrantahuesos, alimoche, que necesitan para su alimentación la presencia de cadáveres en el campo, y en menor medida al águila real.

También beneficiará a los ganaderos de la Región que se autoricen, ya que, además de colaborar en el mantenimiento de estas especies, se les exceptúa de la gestión de los cadáveres mediante la recogida habitual.