Juan Gómez-Jurado «A veces hay que saltarse la ley para que se cumpla»