Un gestor entre palabras, dineros y polémicas

Vsita exterior del edificio de la Real Academia Española de la Lengua./Archivo
Vsita exterior del edificio de la Real Academia Española de la Lengua. / Archivo

Algunos retos que tendrá que afrontar el nuevo director de la RAE son: defender el informe sobre la adecuación de la Constitución a un lenguaje inclusivo o recuperar el nivel de financiación pública anterior a la crisis

Miguel Lorenci
MIGUEL LORENCIMadrid

Quien tome el timón de la RAE necesitará dotes de gestor para mantener el rumbo de una casa que, como tantas instituciones públicas, acusó los zarpazos de la crisis. «Será quien sirva mejor a la Academia y aúne la dirección con la gestión y la búsqueda de las ayudas dinerarias que necesitamos, algo añadido al servicio básico de la casa», dice García de la Concha del futuro director.

Además de desmentir el tópico que pinta a la RAE como una institución machista, rancia, aburrida y arcaica, deberá defender el informe sobre la adecuación de la Constitución a un lenguaje inclusivo encargado a la RAE por la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo. Un informe que generará polémica y controversia, ya que según anticipó Darío Villanueva, «no ofrecerá sorpresas» sobre la conocida doctrina de género.

Otro reto será recuperar el nivel de financiación pública anterior a la crisis. Los Presupuestos Generales de 2018 asignan a la RAE la misma aportación que en 2017, 1,6 millones de euros, apenas un 20% de su presupuesto, en torno a 7 millones. Una partida que ha mermado un 60% desde 2008. La crisis editorial y la eclosión digital han tenido también un efecto demoledor, jibarizando las ventas de los diccionarios y gramáticas en formato de papel.

En la casa de todos los saberes, que entró en la era digital con paso firme y por derecho, conviven 'notarios de la palabra' que niegan ser los «policías de la lengua» y un puñado de expertos en muchas materias. La RAE tiene una nómina de 80 profesionales -entre lingüistas, informáticos y administrativos- repartidos en sus dos sedes, el caserón neoclásico de la calle Felipe IV y el edificio racionalista que tiene en la calle de Serrano desde 2007 y que alberga el Centro de Estudios de la RAE y de la Asale, la asociación que agrupa a las 22 academias hispanas.

Temas

Rae
 

Fotos

Vídeos