Filiberto cierra la temporada a hombros en Albox

Filiberto cierra la temporada a hombros en Albox
ObjetivoJuanma

El de Calasparra cortó cuatro orejas y triunfó junto a la rejoneadora Ana Rita

FRANCISCO OJADOS

Volvían los toros a la localidad almeriense de Albox tres lustros después con una corrida de toros mixta, en el epílogo de la temporada española.

Abrió plaza el torero de dinastía Julio Benítez «El Cordobés «. Tuvo en frente un toro bien hecho, muy cómodo de astas y con calidad en las embestidas. Fue la labor de Julio de más a menos. Cumplidor con la capa, anduvo templado en el toreo fundamental con la diestra y lució al natural, sin conseguir la ligazón hasta sufrir un desarme. Mal con la espada, escuchó un aviso antes de tomar el descabello.

La tarde

Plaza de toros de Albox (Almería). Portátil. Casi lleno.
Cuatro toros de Soto de la Fuente, premiado con la vuelta al ruedo el lidiado en quinto lugar, y dos novillos para rejones de Los Palacios.
Julio Benítez «El Cordobés» (de marino y oro), silencio tras aviso y una oreja tras dos avisos.
Filiberto (de marino y oro), dos orejas tras aviso y dos orejas.
Ana Rita (rejoneadora), dos orejas y una oreja.

Con una larga cambiada de rodillas saludó al cuarto, más abierto de cuerna. Para entonces, ya caída la noche, apenas había luz en el coso metálico, alumbrado con seis focos portátiles. Tras el puyazo hizo un quite el sobresaliente Chapurra, con dos verónicas y media. Brindó El Cordobés a su cuadrilla su último toro del año. Tiró de raza en el inicio de faena, con las dos rodillas en la arena. No fue agradecido el de Soto de la Fuente, que saltó la cara en los embroques, por lo que no lució el trasteo de Benítez, y con el ánimo de agradar alargó la faena más de lo necesario. Escuchó el primero de dos avisos antes de cobrar una estocada entera que le valió para obtener un trofeo.

El torero de Calasparra Filiberto Martínez se convirtió en el gran triunfador de la tarde. Con cuatro trofeos en el esportón se marchó a hombros de la plaza acompañado por Ana Rita. Cortó las dos orejas del segundo de la tarde, que puso en apuros al matador en el saludo de capa. Corrigió el toro defectos en la muleta, en un último tercio en el que el diestro estuvo dispuesto. Con firmeza arrancó las primeras series de naturales, lo de mayor verdad de su trasteo, para terminar en la corta distancia, con circulares citando a la inversa y los pases por alto para cerrar. Se tiró a matar con tal rectitud que salió prendido en las dos ocasiones que montó la espada. A la segunda tumbó sin puntilla al oponente.

Buen nivel tuvo la faena de muleta al quinto de la tarde. La brindó a la cuadrilla en el broche de su primer año completo como matador de toros. Pese a una voltereta en el primer tercio que pudo mermar al astado, embistió el bovino con nobleza y lo toreó con buen gusto Filiberto, especialmente con la diestra en las primeras series de faena. Acortó distancia para culminar su trasteo y al matar al primer intento fueron a sus manos las dos orejas. Al toro se le dio la vuelta en el arrastre, premio generoso para un burel que embistió con franqueza pero al que le faltó poder.

Tercera en aparecer fue la rejoneadora Ana Rita. Puso dos rejones de salida a un novillo con motor. Llegó al tendido con dos rehiletes colocados al violín y durante la lidia actuaron los forcados portugueses de Amadores de Riacho, que gustaron a los espectadores por el riesgo asumido a cuerpo limpio. Acabó la amazona lusa colocando dos rosas y un rejón trasero que fue suficiente para tumbar a la res y desatar la petición de las dos orejas que paseó. Muy aquerenciado fue el novillo de Los Palacios que hizo último del festejo. Una labor aseada de la portuguesa, en la que volvieron a intervenir con éxito los forcados, le sirvió para redondear su tarde con la suma de un nuevo apéndice.

Temas

Toros

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos