Adrien Salenc se lleva la Espiga de Oro a Francia

García Navarrete, con la muleta, en Calasparra./LAFORET
García Navarrete, con la muleta, en Calasparra. / LAFORET

Faena artística de García Navarrete en el último festejo de Calasparra, en una buena tarde de miuras

FRANCISCO OJADOSCalasparra

La Espiga de Oro, trofeo que distingue al triunfador de la Feria del Arroz de Calasparra, se va en esta XXIX edición a Francia. El novillero Adrien Salenc se hizo merecedor del galardón por su actuación el día 4, en la segunda novillada de feria, en la que cortó tres orejas y salió en hombros.

Los otros premios concedidos por el jurado fueron para Juan José Esquivel (Mejor Puyazo), Juan Carlos Rey (Mejor Par de Banderillas), Miguel Ángel Martín, de la cuadrilla de Pablo Atienza (Mejor Quite de Peligro) y Máxime Solera (Mejor Estacada).

El trofeo al Mejor Novillo, que concede el Colegio de Veterinarios, recayó en 'Montañés', de la ganadería de Valdellán, lidiado en tercer lugar el día 4 y premiado con la vuelta al ruedo. La Mejor Novillada en Conjunto fue para la ganadería Miura.

Feria del Arroz de Calasparra

Ganadería
Sexta y última novillada con picadores de la Feria del Arroz. Seis novillos toros de Miura. En el tipo de la ganadería, destacando segundo y sexto, dentro de un completo e interesante encierro.
Cristián Pérez
De marino y oro, división de opiniones tras aviso y silencio tras dos avisos.
Jesús Chover
De marino y oro, ovación con saludos y silencio.
García Navarrete
De purísima y oro, oreja con petición de la segunda y ovación con saludos tras aviso.
Observaciones
Un tercio de entrada en tarde lluviosa y desapacible. Saludaron en banderillas Cristian Bretón y Ángel Mayoral, de la cuadrilla de Cristian Pérez.

Desconcertantes, a causa de la lluvia, fueron las horas previas a la celebración de la sexta novillada de la Feria del Arroz de Calasparra. Se aplazó a la tarde el encierro, apenas una hora antes de la hora prevista del comienzo del festejo, de modo que las puertas para acceder al coso se abrieron a la hora anunciada para su inicio y el paseíllo se realizó con media hora de retraso. Se lidió una novillada del mítico hierro de Miura, en el tipo de la ganadería, de redes de patas altas y caja larga. Tuvo interés, con un segundo novillo de gran nobleza y en conjunto una novillada con opciones, de las más completas del ciclo arrocero, y que cumplió en varas, recibiendo tres puyazos el quinto y el sexto.

Sorprendió por su aplomo el jienense García Navarrete. Es cierto que se encontró con un novillo de Miura dulzón, de mucha nobleza. Con tal ejemplar se expresó el buen novillero, que hizo el toreo bueno en una faena casi toda ella con la diestra, bendecida por el don del temple, en la que por momentos incluso toreó con relajo y desmayó la figura. Labor de alta nota artística, bien rematada con el estoque, pero de la que el de Zahariche, duro de patas tardó en doblar. Oreja bien ganada. También dejó buenas sensaciones ante el quinto, novillo pegajoso en el comienzo de faena que respondió cuando García acertó con las distancias. Tenía encaminada la faena cuando el astado vio una puerta abierta y cogió por el muslo al novillero. No caló el pitón, pero ahí cambió la embestida y decayó la faena..

Bueno fue el lote de Cristian Pérez. Saludó a su primero con tres largas cambiadas y con otra al que cerró plaza. Embistió en línea, aunque con la cara alta el tercero, pero sí fue de triunfo claro el sexto, cornalón y serio. Alargó demasiado ambas faenas, y perdió premio al pinchar en el último. También mostró empeño el valenciano Jesús Chover. Puso banderillas en los dos de su lote, con más voluntad que brillo. Plantó cara a los dos novillos que le cupieron en suerte y fue ovacionado al despenar al ejemplar que abrió la novillada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos