Primitivo Pérez: «Toda película es una gran aventura»

Primitivo Pérez, ayer, en su estudio. / VICENTE VICÉNS / agm
Primitivo Pérez, ayer, en su estudio. / VICENTE VICÉNS / agm

La Filmoteca Regional dedica desde hoy una retrospectiva al cineasta archenero, que confía en rodar algún día la historia de Juan de la Cierva

Manuel Madrid
MANUEL MADRID

Primitivo Pérez (Archena, 1959) es uno de los pocos murcianos que pertenece a la Academia de Cine. En su caso, desde 2006. Ahora, la Filmoteca Regional le dedica un ciclo especial en el que proyectará lo mejor de una filmografía ligada al documental. «Para mí es una mirada atrás, me sirve para darme cuenta de que gran parte de las cosas que he hecho están relacionadas con la Región». Por ejemplo, su trabajo dedicado a 'Salzillo' (1983), protagonizado por el icónico Paco Rabal y codirigido por José Antonio Postigo, compañero de andanzas -posibles e imposibles, como las del Quijote-. Fue de los primeros que realizó en cine, y además, por la puerta grande. Luego hizo aquella aventura con los hermanos García Gallego, «que fue la primera serie sobre alpinismo en España, rodada íntegramente en el Parque de Yosemite (California), en cuatro episodios y con la escalada de una nueva ruta». Y entre la selección hay una película de animación nominada en 2012 a los Goya, 'Carthago Nova'. «Prácticamente toda mi obra está dedicada a Murcia, a su historia, a su gente, a su naturaleza, a sus personajes. Y la verdad es que me llena de orgullo, bastante, porque soy una persona apegada a la tierra, y a nuestras cosas, y me siento reconfortado con el trabajo desempeñado hasta ahora».

Proyecciones

Jueves
Los inicios. 'Salzillo', 'Salzillo. Historia de una ilusión', 'Restaurando los sueños' y 'Cómo se hizo Alfonso X y el Reino de Murcia'. 20.30 horas.
Viernes.
El documental de aventuras. 'Horizontes verticales. El Capitán' y 'Trango, Himalaya en vertical'. 20.30 horas.
Sábado 12 enero
Cine de medio ambiente. 'Cita en la tierra', 'Guardianes del hábitat'. 20.30 h.
Viernes 18 de enero
Cine naval y del mar. 'Viaje al mundo de los delfines' y 'El naufragio del Sirio'. 21 h.
Sábado 19 de enero
Cine histórico. 'Castillo de Olite, el último acto de una tragedia' y 'Castillo de Olite. El making of'. 20.30 horas.
Domingo 27 de enero
Cine de animación. 'Carhago Nova' y 'Carthago Nova. Así se hizo'. 18.30
Viernes 1 de febrero
Cine de escritores murcianos. 'Francisco Sánchez Bautista. Memorias de una arcadia' y 'Pedro García Montalvo. Los sentimientos y las vidas'. 20.45 h.
Viernes 15 de febrero
La aventura de hacer cine. 'Juan Mariné. La aventura de hacer cine'. 20.30 horas.
Viernes 22 de febrero
'Hitos de la Región de Murcia. Entre vapor, carbón y hierro'. 19.30 horas.
Viernes 20 de marzo
'Alas de genio'. 20.30 horas.
Miércoles 10 de abril
'La mañana de Salzillo'. 19.30 horas.

-En definitiva, un trabajo que ha servido para que los propios murcianos se percaten de que la Región es realmente más interesante de lo que a menudo trasciende.

-Con uno de mis grandes amigos de siempre, Miguel Ángel García Gallego, con el que he hecho muchas cosas, siempre he estado de acuerdo en la gran riqueza y diversidad que tiene Murcia, y los primeros que lo desconocemos e ignoramos, y no sabemos muchas veces contarlo y difundirlo, somos los propios murcianos. Partiendo de su propia naturaleza, que es impresionantemente rica, desde sus fondos marinos que Miguel Ángel conoce muy bien, hasta el singular Valle de Ricote, que no tiene parangón en España, y nuestra historia, super interesante, con personajes como Juan de la Cierva. Hay muchas cosas que resaltar y que los murcianos debemos de conocer.

«Hacer cine es muy frustrante. Todo está tamizado por recursos técnicos y económicos»

-Hace unos años, cuando ingresó en la Academia de Cine, se quejó de lo difícil que le estaba resultando filmar dos guiones que tiene escritos sobre Juan de la Cierva. ¿Ha podido ya sacarse la espina clavada?

-Todavía no, son 'biopic' biográficos, películas de época, películas costosas de hacer porque salen aparatos de aviación, se construyen aviones y autogiros, lleva una producción costosa, y no es fácil de sacar adelante. Todavía tengo esa espina clavada, pero nunca cejaré en el empeño de sacarlo adelante. Quizás es el momento propicio, porque ahora las series tienen más prestigio que las películas de cine, y eso antes no ocurría. Hay más nicho hoy para esa temática, y espero que alguna vez tengamos una televisión potente que pueda apoyar estos proyectos más ambiciosos. Y que pueda trascender las fronteras de la Región, porque Juan de la Cierva, no cabe duda, es más reconocido y conocido fuera de la Región que dentro.

-¿Qué hace falta en España?

-Una buena ley de Mecenazgo. Donde realmente hubiera empresas que pudieran invertir en determinadas producciones y que eso conllevase desgravaciones fiscales, porque las ayudas al cine son insuficientes y muchas veces arbitrarias, porque siempre suelen acceder los mismos.

-Hace unos años dedicó un libro-documental al poeta de la huerta, Francisco Sánchez Bautista. Luego hizo lo propio con el novelista Pedro García Montalvo, y ahora rueda otro sobre Dionisia García.

-Sí, fue un ciclo que se planteó hace unos años a la Biblioteca y al Archivo Regional, que se llama 'Literatura viva', para tener el testimonio de primera mano de escritores que tienen una gran obra y bagaje detrás, y que están todavía entre nosotros. El proyecto de Dionisia es apasionante, como su figura, y ahora que está fresca, lúcida y maravillosa, seguro que a las próximas generaciones les fascinará ver a escritores como ella lanzando su mensaje para siempre. Todavía no tenemos título, aunque seguramente, como en los dos anteriores, escogeré uno vinculado a alguna de sus obras. Los títulos de Dionisia son preciosos. Podríamos tenerlo a finales de este año, pero queremos salir con ella a rodar a Fuente Álamo de Albacete, con el buen tiempo, en primavera, y visitar su casa natal. Eso puede que nos retrase un poco la postproducción, pero podría presentarse en octubre.

«Lo más importante es darte cuenta del tiempo que necesita estar una imagen en la pantalla»

-Empezó a trabajar en los años 80 como escritor y guionista. ¿Siempre las dos cosas al mismo tiempo?

-Sí, sí. En muchas producciones también he filmado yo, por ejemplo, la serie 'El Capitán (Yosemite)' la rodé yo, iba yo con la cámara. He montado producciones mías. Montaje, fotografía, guión y dirección, en gran parte de las producciones. Primero en cine, el único formato profesional que existía, puesto que el vídeo no daba la calidad que la televisión exigía para funcionar, y con los modernos formatos digitales, fantásticos en cuanto a comodidad y forma de trabajo, he apostado por este sistema. En mis inicios aprendí el formato cinematográfico del Super 8.

-¿Qué películas le llamaban la atención en sus primeras incursiones?

-Me encantaba el lenguaje cinematográfico, cómo estaban contadas las historias a planos, cómo se resolvían las situaciones, cuánto duraba cada plano... Lo más importante es darte cuenta del tiempo que necesita estar una imagen en pantalla. Me fijaba en la forma de encuadrar, en cómo movían la cámara los directores, me apasionaba el lenguaje y la técnica, no la mera dirección de actores. La iluminación y el tipo de ópticas. En su día me gustaba mucho Kubrick, que era un cineasta muy técnico, luego me he ido más por John Ford o William Wyler, directores más de actores, pero bueno. Lo que más me llamaba la atención era cómo se utilizaba la técnica para dar resultados tan reales, porque la técnica es muy fría y aburrida, una cosa muy tediosa, pero cuando eso se monta y se sonoriza da unos resultados que son increíbles.

«He rodado un musical con la reconstrucción de Lorca de telón de fondo»

-¿Cómo ha conseguido financiar sus proyectos cinematográficos?

-Cuando eres, como en mi caso, un trabajador un poco autodidacta, la financiación es muy diversa. Debes ir a los estamentos a vender tu idea. Con 'El Capitán' hicimos la pequeña locura de pedir un crédito e irnos a rodar sin apoyo de nadie. Cuando volvimos y montamos la película, con todos los gastos de producción, laboratorio, montaje, y todo se hacía en Madrid, con los cuatro capítulos terminados, fuimos a TVE para ver si nos compraban la serie para su explotación y emisión y así podíamos pagar las deudas, y tuvimos la suerte de conseguirlo, algo que no le aconsejo a nadie. Pero fue el atrevimiento de la juventud, o la ignorancia. Toda película es una gran aventura, y a veces incluso las peripecias para llevarla a cabo son más interesantes que el propio resultado. Para 'El naufragio del Sirio' (2006) nos financió la Fundación Mastia. Con la Caja de Ahorros del Mediterráneo y con Cajamurcia hemos hecho muchas cosas. La desaparición de las cajas, en general, ha sido desastrosa para el mundo de la cultura. Si yo estoy en esto del cine es gracias a la Caja Provincial, que nos ayudó a financiar la película de Salzillo.

-¿Qué personajes son los que más le motivan para futuras películas?

-Me gustaría hacer la biografía de Francisco Salzillo, y Floridablanca es un personaje de primerísimo nivel, además de Juan de la Cierva. No cabe duda de que la profesión de cine es muy frustrante. Escribir se puede hacer con papel y bolígrafo, y lo mismo si eres pintor. Pero poner en imágenes una historia conlleva dinero, y siempre todo lo que haces está tamizado por los recursos técnicos y económicos. Y siempre piensas que se podría hacer mejor...

-¿Qué estrenará en 2019?

-Un proyecto sobre Inocencio Medina Vera, con motivo del centenario de su muerte; un documental sobre el poeta Vicente Medina, y un musical, que hemos hecho en Lorca, con la Fundación Integra, que tiene como telón de fondo el trabajo de reconstrucción de la ciudad después de los terremotos, con un argumento de ficción, y a través de las vivencias de un grupo de jóvenes, en clave musical. Creo que puede quedar simpático.

 

Fotos

Vídeos