Glenn Close, camino del Oscar

Glenn Close y Jonathan Pryce, en una escena de la película 'La buena esposa'./
Glenn Close y Jonathan Pryce, en una escena de la película 'La buena esposa'.

CARLOS MARTÍNEZ

Escribo esto desde el lecho del dolor. Tres días de otoño y ya cosecho el primer resfriado de consideración. Pero una fiebre, una nariz moqueante y una garganta que es la cocina de un restaurante mejicano, no pueden evitar que cumpla con mi obligación semanal de hablar de los estrenos... Aunque viendo lo que viene se me quita de golpe esa devoción estajanovista.

Rowan Atkinson es, junto a la serie 'Fraiser', el personaje que más vergüenza ajena me ha hecho pasar en mi vida gracias a su 'Mr. Bean', personaje que replica en todas sus apariciones en diferente grado.

Atkinson encontró un filón con 'Johnny English', una mezcla del James Bond de David Niven de 'Casino Royale' y el inspector Clouseau. Vuelve al ataque con 'Johnny English de nuevo en acción', donde una desesperada Primera Ministra, interpretada por mi amor pendiente Emma Thompson, no tiene más remedio que recurrir a este 007 de Hacendado para salvar a Inglaterra, y, de paso, hacer reír de manera más o menos inteligente.

Lo de reír sin insultar nuestra inteligencia no lo encontraréis en 'Escuela para fracasados', un subproducto de comedia americana en las antípodas de la anterior. Película de chistes soeces, presuntas gracias y tan sutil como un comando saudí. Eso nos da la nueva de (dicen que es actor) Kevin Hart, interpretando el papel de un hombre que tiene que ir a la escuela de adultos para mejorar su vida laboral. El humor, al parecer, reside en que los alumnos son peculiares y la profesora una mezcla del Sargento de Hierro y el Profesor Keating. Sinceramente, si queréis tirar el dinero de la entrada mejor os doy mi número de cuenta.

Tampoco se despeja el panorama con la siguiente película que perpetran hoy, 'Matar o morir', con Jennifer Garner haciendo del Liam Neeson más cañero. Os explico la causa. Ella hace aquí de una madre que ve como matan unos narcotraficantes a su hija y a su marido y decide convertirse en su vengadora. La violencia se desata sin pudor, especialidad del director de la cinta, y así uno no se fija en los fallos argumentales. Lo mejor es ver los roles cambiados de este tipo de filmes.

Pero para la era del #MeToo tenemos la película perfecta, que además nos salva la semana: 'La buena esposa'. Un afamado escritor recibe el Premio Nobel de Literatura, y eso desencadena la revelación de un secreto que tiene que ver con la participación de su buena esposa en su obra.

Una película de actores. Estupenda Glenn Close en su mejor papel en bastante tiempo (suena para los Oscar), y Jonathan Price, que realizan un contenido duelo interpretativo de clase magistral de la escuela de arte dramático. Por cierto, el que hace saltar la chispa de la historia es el cada vez más desdibujado Christian Slater. Un largometraje que sólo se hace grande por Close.

'Slender man' es la de terror adolescente de hoy. Ya sabéis, una figura malvada que aparece cuando algún descerebrado la invoca. Totalmente prescindible.

Y el otro estreno es 'Animales sin collar', un (¿thriller?) en que se va de lo político a lo personal, cuando ante un matrimonio, un ascendente político y una abnegada y activa esposa, se abre la perspectiva de hacer historia en Andalucía, para que justo en ese momento las sombras del pasado vuelvan para atraparlos.

Es una ópera prima que no parece tal. Un buen pulso narrativo y la complejidad de los personajes la hacen mejor que la media española. Habrá que seguir a este director, Jota Linares, para confirmar su alternativa.

Os dejo ya que tengo el Frenadol disuelto. Que tengáis una semana de cine.

Títulos de crédito

Hoy me pongo clásico para hablaros de un cumpleaños, el de Rita Hayworth. Cien años que Margarita Carmen Cansino (efectivamente, origen español) vino al mundo para llegar a convertirse en una de las estrellas más importantes y deseadas y, sobretodo, protagonizar el no desnudo más famoso, el de 'Gilda'.

Pero ella fue más que Gilda. No dejéis de ver 'La condesa descalza', 'La dama de Shanghai' y esa pequeña joya que es 'Mesas separadas'.

Temas

Cine

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos