Chipola recrea el ambiente mítico de la música jazz

Una de las obras que se podrán disfrutar en la exposición. / CHIPOLA
Una de las obras que se podrán disfrutar en la exposición. / CHIPOLA

El creativo publicitario y dibujante muestra, a partir de hoy y hasta el 12 de junio, una veintena de obras en la sala cultural de El Corte Inglés

Manuel Madrid
MANUEL MADRID

«Todas han surgido de un papel en blanco». Joaquín García Abellán, 'Chipola', enamorado de la música, y, en particular, del jazz, recrea ese mundo de vidas de noche y sonidos eternos del jazz, ese género que Pedro Iturralde definió como «la improvisación coherente». El que fuera director de la agencia de publicidad Contraplano y colaborador de 'La Verdad Joven', donde publicó chistes y dibujos infantiles, expone a partir de hoy (19 horas) en la sala de ámbito cultural de El Corte Inglés de Murcia (Gran Vía Salzillo 42, primera planta) 'Blues & Jazz', una veintena de pinturas y dibujos que se podrán ver hasta el 12 de junio. Creativo en diseño, arte, publicidad y comunicación, Chipola aprendió a usar el pincel como una excelente arma para comunicar. Y, además, desde bien chico. Esta es la segunda vez que se adentra en este mundo del jazz; la primera vez que expuso obras relacionadas con este universo fue en La Puerta Falsa. «Es una música ligada a cosas brutales. Los esclavos africanos llegaron a América con sus ritmos, y aquello se complementó con la pérdida de Cuba. La mayoría de las trompetas de las compañías españolas acabaron en Nueva Orleans, y Louis Armstrong la primera trompeta que le compraron era española». El artista, natural de Molina de Segura, recuerda que pinta desde que nació porque en su entorno siempre vio gente pintando, especialmente sus hermanos. «Íbamos los tres hermanos a dibujar a la casa que teníamos enfrente, la del tío Cano, a quien no le preocupaba que estuviéramos allí, cada uno, con su metro de pared, de mayor a menor. Mi tendencia hubiera sido ir a trabajar a la notaría de mi hermano mayor, pero con 14 años me encontré en la notaría unos tebeos del hijo de la oficial de la notaría, que era un intelectual brutal y vivía para todas las disciplinas. Tenía más obras que en la biblioteca de Molina. Allí vi yo unos tebeos, de Toni y Anita, y por él supe yo quién era Miguel Quesada, el autor. Fue creciendo allí mi interés por el arte».

Chipola anima a todos los aficionados al jazz y al blues a descubrir la magia de un mundo que a él le parece totalmente seductor. «Me entusiasmó la estética y la historia del jazz. Y también del blues. Ritmos y sonidos muy creativos, llenos de matices, de gentes que sabían música, aunque seguro que la mayoría no».

Temas

Arte