El Arqueológico cuenta en una muestra cómo era la vida y la producción rural en el sureste de Hispania

El busto de Adriano hallado en Yecla./ ALFONSO DURÁN / AGM
El busto de Adriano hallado en Yecla. / ALFONSO DURÁN / AGM

Explica a través de 125 objetos el funcionamiento de estos asentamientos de carácter agropecuario y la manufacturación en la época de los romanos

LA VERDADMurcia.

La exposición 'Villae. Vida y producción rural en el sureste de Hispania' permanecerá abierta hasta el próximo 23 de junio en el Museo Arqueológico de Murcia (MAM), espacio gestionado por la Consejería de Turismo y Cultura. En este recorrido por el mundo de las villas (o villae) romanas en la Región se muestran más de 125 objetos arqueológicos. Estos enclaves vertebraron la explotación económica de los recursos rurales y estuvieron dotadas de casas con fastuosas decoraciones, necrópolis, zonas para el hábitat de la población servil e instalaciones para el almacenamiento y manufacturación de productos tales como el aceite, el vino y las salazones y salsas de pescado, entre otras. Uno de los comisarios, José Miguel Noguera, doctor y catedrático de Arqueología en la Universidad de Murcia, destaca «la intensa actividad arqueológica llevada a cabo por los investigadores durante las últimas décadas en relevantes yacimientos de la Región, que está permitiendo avanzar en el conocimiento de nuestro pasado y nuestra historia; un trabajo que se complementa con la labor de los museos, donde se organizan de forma habitual exposiciones que dan a conocer parte del material hallado en estos enclaves debidamente contextualizado».

Los datos obtenidos han servido para dibujar el panorama de las villas romanas que jalonaron los campos de la Región y vertebraron su propiedad y explotación en época romana. Algunos de estos enclaves son conocidos arqueológicamente, como son los casos de Los Torrejones (Yecla), Los Cipreses (Jumilla), Los Villaricos (Mula), Villa Romana del Paturro (Cartagena-La Unión), La Quintilla (Lorca) o Fuente de la Teja (Caravaca de la Cruz). La exposición, según la consejera Miriam Guardiola, «ofrece una visión de conjunto a través de una cuidada selección de objetos».

La exposición, que posteriormente se programará en otros museos de la Región, estará en el MAM hasta el 23 de junio. El horario de visita es, de martes a viernes, de 10 a 14 y de 17 a 20 horas; los sábados, de 11 a 14 y de 17 a 20 horas, y domingos, de 11 a 14 horas. La sala cerrará todos los lunes, el Viernes Santo y el día del Bando.