Alquimista de la imagen

Pepe H se asoma a una de las mirillas a través de las que se pueden contemplar sus fotografías, en el Auditorio de San Javier./
Pepe H se asoma a una de las mirillas a través de las que se pueden contemplar sus fotografías, en el Auditorio de San Javier.

En 'Pasen y vean', Pepe H realiza toda una declaración de intenciones acerca del teatro como bella arte

MÍRIAM HUÉSCARHISTORIADORA DE ARTE

Más que artista, Pepe H es un verdadero alquimista de la imagen, que transmuta en real convirtiendo todo lo demás en ficticio. En esas fotografías el espectáculo continúa. Pasen y vean. A través del visor de una cámara de fotos se puede entrar en otros mundos. Y para los atrevidos, dar rienda suelta para imaginar nuevos. Recorrer las instantáneas que componen la muestra de fotografía reunida con motivo del cincuentenario del Festival Internacional de Teatro, Música y Danza de San Javier es más que una invitación a celebrar un aniversario tan singular y destacado en el panorama nacional. Es toda una declaración de intenciones acerca del teatro como bella arte, una inconquistable trinchera desde donde defender una forma de ver la vida; y es, ante todo, una sincera conversación sobre el retrato de la belleza. Vayamos por partes.

«El teatro es un oasis en el que artes y profesionales se fusionan para que germine una belleza magistral», sentencia Pepe H para explicar la simbiosis de la atracción de las artes escénicas para el público. Un magnetismo que esta exposición condensa en el gesto íntimo de asomarse a cada una de las mirillas que nos revelan instantes únicos; y nos transforman en testigo y partícipe a la vez. Pero toda fotografía escénica se sustancia del «factor humano» que la concibe.

Vila-Matas define «vivir es creer que el arte es la forma más alta de la existencia. Pero para creer esto, hay que ser conscientes de que riesgo y arte, van de la mano». En cada disparo, el fotógrafo se reafirma en defender una sensible visión del mundo que le rodea, y la cámara es a la vez arma, refugio y atalaya para ese combate apasionado repleto de reflexión y sentido de la existencia. En cada una de las instantáneas de esta muestra, Pepe H representa esa batalla sin fin llena de destellos de vida, porque no es guerra de muerte y devastación, sino contienda luminosa y creativa que necesita de la complicidad del espectador, con igual compromiso que todo espectáculo pervive de la vibrante interacción con el público. Interacción que provoca la empatía entre realidad y fascinación, la eterna posibilidad de la metamorfosis, el paso a través de los espejos, en palabras de Susan Sontag. Un universo manufacturado por hebras de instantes que muchos retendrán en su retina y que el fotógrafo eleva a categoría de realidad fascinadora, cual notario del acontecimiento irrepetible.

Y a la vez que proclama y atestigua, el fotógrafo conversa con cada uno de nosotros con una incuestionable sinceridad. Una franqueza que se eleva exponencial cuando nos acercamos a cada mirilla, en un acto íntimo donde nos topamos con la desnudez de la imagen poderosa que se exhibe insinuante en cada detalle; todo detalle en cada fotografía. Imposible no arrepentirse de retirarnos de la minúscula lente que tanto nos está confesando. ¿Quién no quiere volver a mirar? Y piensas que continuar esa conversación puede dar una imagen de ti que no quieres mostrar, porque, ¿y si son esas fotos retazos de nuestras propias realidades o de otras vidas que nos quedan por contar? Nos deleitamos conversando con la obra, observando, y alimentamos nuestras propias recreaciones de lo que vemos en una especie de concatenación de representaciones que obran el prodigio en los fotógrafos de verdad: la imagen desaparece para que perviva el instante en su plenitud, en infinitas realidades a través del tiempo, conservando la atmósfera que cada uno moldea a través de sus sentidos y archiva con propia sensibilidad. Pepe H nos invita a mirar al otro lado del visor, y disfrutar del escenario imperecedero de la creación humana. Pasen y vean.+

La exposición

Título:
'Pasen y vean', del fotógrafo Pepe H
Dónde:
En el Auditorio Parque Almansa de San Javier
Cúando:
Hasta el domingo 25 de agosto