El pueblo púnico toma el 'nuevo' muelle

Escenificación de la fundación de Qart Hadast, este sábado. /J. M. RODRÍGUEZ / AGM
Escenificación de la fundación de Qart Hadast, este sábado. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

Los carthagineses dan más vistosidad a la Fundación de Qart Hadast, gracias al cambio de explanada en Alfonso XII

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

Después del multitudinario pregón del viernes en la Plaza del Ayuntamiento, la nueva explanada del muelle Alfonso XII tomó este sábado protagonismo en los actos oficiales de Carthagineses y Romanos. Al caer la noche, las fiestas históricas, que celebran su vigesimonovena edición, arrastraron a numeroso público hasta la zona del puerto y el resto del casco histórico, con motivo de la representación de la Fundación de Qart Hadast. Para la tarde-noche del domingo se espera que lo hagan, de nuevo, con una doble escenificación: la Destrucción de Sagunto (20.30 horas) y la Sesión Plenaria del Senado Romano (21.30).

La cercanía a la Muralla de Carlos III (siglo XVIII) y al muelle donde atracan los barcos de recreo aportó un nuevo aliciente a la convocatoria. Allí, mayores y pequeños del bando púnico pusieron sobre las tablas del escenario autorizado por la Autoridad Portuaria una recreación de la creación de la ciudad que sucedió a la íbera Mastia.

En el espacio que ocupaban los quioscos modernistas y un templete, derribados en 2017 por petición del Ayuntamiento para que desde el mar se viera la Muralla y viceversa, los púnicos se lucieron. Al espectáculo teatral y de luz y sonido sumaron el aprovechamiento de los pasillos. Bailarinas, comerciantes y el pueblo llano caminaron entre la gente, a escasos metros del Mediterráneo, lo que dio más vistosidad a la recreación histórica.

Los espectadores regresaron, durante tres cuartos de hora, al año 227 Antes de Cristo, cuando esta civilización llegada del Norte de África se asentó en la actual Cartagena.

A caballo y con pólvora

Luego tuvo lugar el izado de la bandera carthaginesa, con Asdrúbal a caballo frente al Museo del Teatro Romano y por la Plaza del Ayuntamiento; y, ya en el cerro del Molinete (en el Arx Asdrubalis o monte de la ciudadela del general púnico Asdrúbal), la Alegoría a Qart Hadast. No faltaron los fuegos artificiales, apenas esbozados en la Fundación.

La fiesta se trasladó después al campamento de Tropas y Legiones, donde los grupos organizaron todo tipo de actividades, como las pruebas de valía y confianza para los nuevos legionarios (Fuerzas de Choque Extraordinarii) hasta el concurso de belleza y mater matuta (Adoradores de Venus y Dioses del Olimpo).

También se espera juerga hasta el amanecer en los alrededores del recinto de Benipila, por la habitual concentración de jóvenes en la zona de botelleo. Las Fiestas no entienden de edades, y para hacer cantera el programa del domingo incluye, a las 12,30 horas, el acto infantil Dies Lustricus Nasciturus. Los padres llevan a la Plaza del Ayuntamiento, para su bautizo por el ritmo romano, a todos los festeros nacidos en el ultimo año. También cobran protagonismo los personajes del general Escipión y de Emilia Paula.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos