La pregonera arenga a las festeras

La alcaldesa, Ana Belén Castejón, pronuncia su pregón desde el balcón del Palacio Consistorial, rodeada de autoridades locales y regionales./ Pablo Sánchez / agm
La alcaldesa, Ana Belén Castejón, pronuncia su pregón desde el balcón del Palacio Consistorial, rodeada de autoridades locales y regionales. / Pablo Sánchez / agm

Tres castillos de fuegos artificiales preludian un pregón en el que Castejón reivindica la figura femenina en las fiestas y el «lugar que merece Cartagena»

Antonio López
ANTONIO LÓPEZ

«Festeros: enarbolad falcatas y gladium, chocad vuestros escudos y lucid como nadie corazas y cascos, para demostrar al mundo entero que esta nueva edición de las Fiestas del Mediterráneo será mejor que las anteriores». Con ímpetu y con la voz casi rota en algunos momentos, la pregonera de Carthagineses y Romanos, la alcaldesa, Ana Belén Castejón, vestida de blanco, con toga fucsia y tocada con una tiara de flores, alzó la voz, el espíritu y el corazón en un pregón pronunciado con pasión y euforia. No solo arengó a las Tropas y Legiones a hacer grande a Cartagena estos días, sino a que las mujeres sean más protagonistas de este evento.

Con las manos abiertas, con ánimo de acoger de una vez a las más de 2.000 personas que se congregaron en la Plaza del Ayuntamiento, fue la auténtica protagonista de un acto al que el año pasado no pudo asistir por su avanzado estado de gestación.

En su discurso tuvo tiempo de recordar al alcalde cantonal Antonio Vallejo como primer pregonero de las Fiestas, a la «añorada» Rosa Juaneda, exdiputada socialista y muy festera, al recientemente fallecido Pepe Albaladejo, fotógrafo oficial del Ayuntamiento, y a gran parte de los presidentes de Tropas y Legiones. También elogió el trabajo de los funcionarios municipales, quienes el martes decidieron no boicotearle el acto por el conflicto de las horas extra. Se acordó, además, de otros colectivos, algunos de ellos con los que ha tenido roces como regidora: los comerciantes, los hosteleros y los artesanos. También de todos aquellos que trabajan por que estas fiestas sean un éxito. Además, reservó un momento para la reivindicación, para que «Mastia, Qart Hadas, Carthago Nova, Cartagena ocupe el lugar que merece».

Dos horas de efectos especiales de luz y sonido acaban con el desfile al campamento

Previamente al acto principal en la Plaza del Ayuntamiento tuvo lugar en el Muelle el encendido del fuego. Los asistentes disfrutaron de tres castillos pirotécnicos disparados desde la bocana del puerto.

Arropada por los suyos

La intervención de Castejón duró 13 minutos desde el balcón del Ayuntamiento, acompañada por el festero honoris causa, el director de la refinería de Repsol, Joaquín García-Estañ; del delegado del Gobierno en Murcia, Diego Conesa; y de la consejera de Transparencia, Participación y Portavoz, Noelia Arroyo, que será candidata del PP a la alcaldía en 2019. También acudieron a esta cita la presidenta de la Asamblea Regional, Rosa Peñalver, el presidente de la Autoridad Portuaria, Joaquín Segado, y otros altos cargos regionales y municipales del PP, PSOE y Ciudadanos.

El director de la refinería recibe el título de festero honoris causa para Repsol

Con tres vivas a Cartagena y una atronadora traca finalizó su pregón, correspondido con los aplausos de los asistentes. Cinco pantallas y un potente equipo de sonido descargaron sobre el público una sucesión de audiovisuales con Asdrúbal, Aníbal y Escipión hablando a los presentes, entre una catarata de imágenes de batallas, expediciones y reconstrucciones por ordenador de Qart Hadast y Carthagonova, así como de cada una de las tropas y legiones que hacen estos festejos.

Antes, el presidente de la Federación de Tropas y Legiones, José Antonio Meca, también arengó a las masas: «Sois el motor de todos esto, festeros», dijo. Y añadió: «Echaos a la calle y disfrutad de las fiestas».

Del resto del evento, además de los discursos de los generales Escipión y Aníbal y sus tropas, destacaron las intervenciones de sus parejas, Emilia Paula e Himilce, y la aparición de los personajes infantiles. Uno de los momentos más emotivos y que más gustó fue la cuenta atrás que dio comienzo a las fiestas. Fue a través de una proyección que ocupó toda la fachada de la Mancomunidad de Canales del Taibilla

Tras dos horas de un espectáculo apoyado en conseguidos efectos de luz y sonido, con algunas proyecciones, autoridades, invitados e integrantes de los cincuenta grupos que integran las fiestas acudieron a inaugurar el campamento.

El fuego sagrado nace a las puertas de Ars Asdrubalis

En lo alto del cerro del Molinete, a las puertas de Ars Asdrubalis, el fuego sagrado prendió en el pebetero para dar luz a unas fiestas que se prolongarán durante diez días. A diferencia de otros años, esta fue la primera parada del acto inaugural, a las siete en punto de la tarde. Allí, sacerdotes y sacerdotisas de los grupos festeros que representan a los pobladores íberos y de otras civilizaciones prerromanas protagonizaron la invocación del fuego sagrado.

La comitiva de gente vestida de época, integrado por las personalidades invitadas, incluida la pregonera, Ana Belén Castejón, y el festero honoris causa, Joaquín García-Estañ, además de los hermanos mayores de las cofradías de Semana Santa, llegaron al Teatro Romano para el segundo acto: la 'Invocación de la Triada Capitolina'. Dioses romanos solicitaron a la deidad Vesta que Cartago Nova reviva durante diez días de gozo y alegría.

A continuación, la comitiva marchó por el paseo de la Muralla del Mar y bajó por la escalinata hasta el Muelle. Ya en la Escala Real tuvo lugar el Encendido de las tres ciudades y los tres castillos de fuegos disparados desde San Julián, La Curra y el faro de Navidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos