El mercado de época festero tendrá más puestos y abrirá hasta las tres de la mañana

El mercado de época en una edición anterior. /A. Gil/ AGM
El mercado de época en una edición anterior. / A. Gil/ AGM

Los establecimientos pasarán de los cien del año pasado a 120 y la sección gastronómica contará con un bar hindú y una taberna vasca

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

La agenda de actividades del campamento de Carthagineses y Romanos se verá enriquecida este año con un mercado de época más potente que en ediciones anteriores, en el Parque de la Rambla que se encuentra al lado. Para ello, la Federación de Tropas y Legiones ha conseguido ampliar hasta 120 el número de puestos de artesanía y gastronomía, con una oferta más diversificada y la extensión del horario de actividad hasta las tres de la madrugada. La inauguración será el miércoles de la próxima semana, a las siete de la tarde, y el cierre, el domingo siguiente, tras el castillo de fuegos artificiales. Hasta esta edición, los establecimientos tenían las dos de la mañana como hora obligatoria de cierre.

En años anteriores, el mercado había pasado algo inadvertido para los visitantes del campamento, tras los setos del parque. En esta ocasión está previsto disponer de una primera zona de puestos con coloridos adornos y llamativa escenografía, justo por delante de esos setos, a ambos lados de la entrada. Ademas del acceso desde la explanada del estadio municipal de fútbol Cartagonova, se mantendrá abierto uno directo desde la calle carthaginesa del contiguo campamento.

Hace un par de años, el intento de llamar la atención sobre los comerciantes del mercado ya había llevado a reservar una parcela del campamento, que iba a quedar vacía, para albergar allí algunos puestos. Este año, como el pasado, el campamento volverá a estar al completo, dado el aumento de grupos festeros, por lo que se ha buscado otra fórmula para potenciarlo. Finalmente, los 120 puestos quedarán distribuidos en media docena de pasillos comerciales. El año pasado su número se quedó por debajo de cien.

La oferta hostelera incluirá un puesto de especialidades hindúes (currys, pollo korma y verduras especiadas, entre otras) y una taberna de pinchos vascos, que se unirán a los tradicionales establecimientos de carnes asadas, de preparación y venta de 'crepes' y gofres, a los de servicio de tartas, bizcochos, bollos y panes artesanos y a los de dulces de chocolate frutos secos y pastas de todo tipo. La Federación quiere que el mercado ofrezca una variedad de degustaciones que inviten a quedarse allí hasta más tarde y no solo a pasear entre los puestos. De ahí la apertura hasta las tres de la madrugada y la autorización para colocar más mesas y sillas en los establecimientos gastronómicos.

Por supuesto no faltarán los vendedores de bisutería, de productos de higiene y belleza (jabones, perfumes y otros), los de artesanía en cuero y así hasta una veintena de productos de lo más variopinto.

Además, se pretende potenciar una sección naturista de puestos, con varios establecimientos de comercialización de productos para veganos, es decir personas que rechazan productos de origen animal. Todo lo que se venda en esta parte del mercado tendrá certificado que acredite su origen vegetal.

Confianza en el buen tiempo

Desde la Federación de Tropas y Legiones confían en que el buen tiempo sonría a los comerciantes y puedan aprovechar los cinco días de apertura para dar el mejor servicio a los festeros y al resto de visitantes. Las previsiones meteorológicas para los primeros días de estas fiestas, que arrancarán el viernes por la tarde, son buenas, en relación a la inestabilidad de los últimos días.

Área reservada para colectivos benéficos y sin ánimo de lucro

La Federación de Carthagineses y Romanos ha reservado una zona del mercado de artesanos para que la ocupen diversas asociaciones benéficas y organizaciones sin ánimo de lucro. Allí estará presente, por ejemplo, la organización Plena Inclusión para promocionar sus proyectos de asistencia a personas con discapacidad intelectual y física, como la 'Resi' que Astus acaba de construir en La Vaguada. También ha confirmado que montará un puesto la asociación Cuatro Gatos, que se dedica a la protección de estos animales y promueve un proyecto de colonias felinas en el casco antiguo. La coordinadora que ayuda a Andresito, un niño cartagenero con problemas de visión, es otro de los colectivos benéficos confirmados. Asimismo, se ha recibido la petición de sitio de una asociación de estudios cátaros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos