El Circo Romano y el apagado del Fuego Sagrado cierran diez días de intensos festejos

Espectáculo del Circo Romano de 2018./Pablo Sánchez / AGM
Espectáculo del Circo Romano de 2018. / Pablo Sánchez / AGM

También por la tarde, a las ocho y media hay una convivencia festera

LVCartagena

La Munera Gladiatoria, por la mañana, y el Circo Romano, por la tarde, pondrán broche de oro a la última jornada de las Fiestas. Ambos actos multitudinarios fueron incluidos en el programa para conmemorar la trigésima edición, pese a que ya se celebraron el año pasado y, en principio, iban a tener carácter bienal.

Unas dos mil personas podrán disfrutar del espectáculo en el coso montado en la explanada del centro comercial Rambla. La Munera Gladiatora será a las 12.30 horas y el Circo, a las 18, donde el grupo de especialistas de la empresa Legend, de Valencia, garantizaron a los festeros sangre, fuego y humo por doquier.

También por la tarde, a las ocho y media hay una convivencia festera. Tras ello, a las diez de la noche, será el apagado del Fuego Sagrado y media hora después los fuegos artificiales, que pondrán punto y final a los festejos. Ambos se podrán ver desde el escenario principal del campamento de Binipila.