«De Águilas me he enamorado»

Doña Cuarema (i) y Don Carnal (d), en uno de los principales actos del Carnaval de Águilas, la batalla dialéctica y de cascarones./Sonia M. Lario / AGM
Doña Cuarema (i) y Don Carnal (d), en uno de los principales actos del Carnaval de Águilas, la batalla dialéctica y de cascarones. / Sonia M. Lario / AGM

La actriz y presentadora Ana Morgade dio el pregón de Carnaval disfrazada de marinera «en honor a la tapa murciana». La plaza de España se convirtió ayer en un hervidero de vecinos y turistas que disfrutaron de un gran día de fiesta y presenciaron la batalla

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

El frío no impidió ayer que Águilas se convirtiera en la catedral de la fiesta. El ambiente en las calles, los disfraces, la alegría y el jolgorio, sumado a una espectacular batalla entre Don Carnal y Doña Cuaresma, al sorprendente pregón de la actriz y presentadora Ana Morgade, y al emocionado discurso de la Musa, propiciaron una jornada de ensueño que se prolongó hasta bien entrada la madrugada. Porque el municipio vive estos días el Carnaval, fiesta declarada de Interés Turístico Internacional.

Desde primera hora del mediodía ya se podían atisbar los primeros disfraces en las calles. Pero a la hora de comer se produjo una explosión de ambiente festivo, cuando los vecinos y turistas empezaron a llenar las barras de los bares, dispuestos a pasar un día por todo lo alto. Ya por la tarde, los locales de copas de la plaza de España y alrededores se inundaron de música, bailes y copas. Y allí la gente agotó los minutos para ver desde la Glorieta la tradicional batalla entre Don Carnal y Doña Cuaresma y el pregón de Morgade.

El primer desfile
Cuándo
Hoy, a 18 horas.
Recorrido
Los carnavaleros comenzarán el desfile en la residencia geriátrica San Francisco, recorrerán la avenida Juan Carlos I, continuarán por la calle Carlos III y finalizarán el cortejo frente al Ícaro.
Duración
Unas tres horas y media, aproximadamente.
Aparcamiento
Los asistentes pueden aparcar sus coches en el centro comercial Águilas Plaza y en el aparcamiento del recinto ferial. Son aconsejables los estacionamientos en El Rubial.
Venta de entradas
Puntos de venta habilitados en la avenida Juan Carlos I, calle Carlos III y en la plaza de España. Precio: 7 y 12 euros.
El segundo desfile
Cuándo
Próximo martes, a partir de las 18 horas. Idéntico recorrido. Precio de las sillas y palcos: 5 y 10 euros.

Sobre las ocho y media de la tarde, la alcaldesa, Mari Carmen Moreno, recibió en el Consistorio a la pregonera. Después, se celebró la entrega de las Águilas Doradas, que fueron otorgadas a Morgade y al secretario general de la Comisión de Festejos de Caravaca, José Emilio Martínez, que este año fue nombrado Gran Maestre de la Cuerva. También se distinguió con el Cascarón de Oro a Canal Sur.

La Musa, Cassandra Alcaraz, de la peña Pizarrón, hizo su aparición estelar en la plaza de España sobre las 21.45 horas. La reina del Carnaval accedió subida en una carroza repleta de corales rosas y verdes, adornada con conchas azules y plateadas. Y cautivó al público con un espectacular y colorido traje de sirena; una fantasía en tonos verdes y plateados, con una cola con degradados, que dejó boquiabiertos a los cientos de espectadores.

Guerra de cascarones

La velada continuó con el cuerpo de baile del Ballet Oficial de la Federación de Peñas, que sorprendió con sus logradas coreografías a ritmo de música carnavalera. Al finalizar la actuación, Doña Cuaresma, Paqui Díaz, de la peña Atenea, accedió a la plaza por uno de los lados enfundada en una chaqueta de época y un traje morado. Llamó la atención una superlativa falda y una gran espaldera de plumas, a juego con una corona dorada. Subida en un trono morado y empujada por su corte de campesinos, la Cuaresma observó a Don Carnal, Pedro Campos, de la peña World Fantasy, quien llegó por el lado opuesto de la Glorieta ataviado con un vestido inspirado en el dios egipcio del aire, con muchos tonos dorados, remates en verde y dos alas gigantes elaboradas con plumas también doradas.

Las miradas entre ambos bandos se sucedieron. En el público, adeptos de cada uno de los personajes. Se hizo el silencio. Y comenzó una gran guerra de cascarones llenos de confeti. Ese fue el preludio de la batalla dialéctica. «Pueblo congregado / aquí estoy intentando / cumplir con lo estipulado / para que vayáis dejando / el Carnaval de lado», remarcó Doña Cuaresma. Y don Carnal contestó: «Ya está aquí la monitora / la que nos quiere oprimir / de lo serio defensora / que quisiera suprimir / esta fiesta seductora». Tras unos intensos minutos, la Cuaresma se rindió ante un espléndido Don Carnal. Y el Carnaval continuó.

«De un modo arrebatador / hoy me inunda la emoción / tengo al Carnaval amor / y por mi pueblo pasión», pronunció la Musa durante su pregón. Y continuó: «Dejad que un abrazo dé / también en forma profusa / a mi madre porque fue / en el 97 Musa». El público ovacionó a Alcaraz. En su intervención, la alcaldesa aseguró que «hay una perla a la orilla del mar / que brilla cuando es Carnaval. / Águilas, su nombre, carnavalera, su apellido». En su discurso, la regidora puntualizó que «se asoma esta noche / a este balcón de los sueños / nuestra invitada más especial / Ana Morgade se llama / pregonera de nuestra fiesta este año / ¡es genial!».

Morgade no defraudó

Llegó el momento más esperado de la noche. Tras las palabras de Moreno, la actriz, presentadora y humorista Ana Morgade saludó al público disfrazada de marinera -anchoa incluida-. Según adelantó a 'La Verdad', eligió ese traje «en honor a la tapa de Murcia». Morgade se mostró entusiasmada desde el primer momento, y arrancó su pregón: «Muy buenas noches / no puedo estar más feliz / aguileña yo me siento / pues aguileña es mi nariz». Y continuó: «Si alguien quiere disfraz / en el último momento / escuchad este argumento: / gafas como estas llevad / hablando siempre a raudales / y a quien os venga a preguntar / decid que vais de Ana Morgade».

La pregonera continuó haciendo alusión a sus trabajos y levantó los aplausos del público, que aprovechó, como viene siendo costumbre, para corear la última sílaba de cada palabra. «Por las noches lo que quiero / no es dormir ni descansar / me pongo 'playbacks' de gritar / en mi sección del Hormiguero», dijo. Morgade se hizo un 'selfie' desde el balcón con el público de fondo. «Mirad todos encantados / y apretaos, que salimos / si alguien sale con ojos cerrados / que avise y la repetimos», bromeó.

Sobre Águilas, Morgade se confesó una enamorada. «Aquí se come de muerte / el clima es una gozada / ambas se quedan en nada / comparadas con su gente / porque aguileño se nace / y a mí pues no me ha tocado / pero anuncio ya mi enlace / de Águilas me he enamorado», entonó con exaltación. Y siguió: «Que la noche se fusione con el día / haced de la cuerva vuestro sustento / que el Carnaval es alegría / y el disfraz su mejor condimento». Recordó a Paco Rabal, imitó a Mariano Rajoy y recordó que tiene sangre murciana por su abuela. «Seguidores de la Musa y la Mussona / ejércitos de Doña Cuaresma y Don Carnal / que griten conmigo todas las personas / ¡Viva Águilas y su Carnaval!», finalizó Morgade. Y el público aplaudió con fuerza el pregón. Un final que sirvió para calentar aún más el ambiente y continuar bebiendo cuerva y disfrutando de esta fiesta tan grande.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos