Gloria Rodríguez: La oportunidad aprovechada

Ciclista (Torre Pacheco, 1982). Méritos: En 2018 ha sido campeona de España de ciclismo en pista y subcampeona en el Nacional en carretera

Gloria Rodríguez. /J.M. Rodríguez / AGM
Gloria Rodríguez. / J.M. Rodríguez / AGM
Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYA

A Gloria Rodríguez (Torre Pacheco, 1992) le tocó la lotería hace ahora justo un año. Resignada a olvidarse para siempre de su sueño de toda la vida -ser ciclista profesional-, llevaba dos meses sin subirse a la bici y trabajando en una tienda, cuando sonó el teléfono y recibió la llamada que lo cambió todo. Era Jorge Sanz, director del recién creado Movistar femenino, y le ofrecía el último puesto en un equipo a punto de completarse yque ha llegado al pelotón para revolucionar -para bien- el panorama del ciclismo femenino español. Veinte años de sacrificio, una infancia entregada al deporte, 48 medallas en Campeonatos de España, tres récords nacionales en persecución y por equipos en pista, tres triunfos en ruta, miles de kilómetros en las piernas e interminables sesiones de preparación en carreteras de todo tipo y condición. Por fin, tras darle el 'sí' a Jorge Sanz y colgar el teléfono, Gloria respiró hondo y pensó en que todo volvía a encajar. Que todo tenía de sentido y que, de una vez por todas, tanto esfuerzo tenía su recompensa. Gloria no se relajó. Ni mucho menos. Se agarró con fuerza a esta gran oportunidad, la más importante de una trayectoria que había desarrollado con mucha precaridad de medios en varios equipos vascos, y ha completado la mejor temporada de su carrera. En este 2018 ha podido sentirse profesional por primera vez. Y los éxitos, que nunca la abandonaron, han florecido. Por fin tiene un sueldo fijo, seguridad social, premios económicos extras, cuatro bicis y una rutina de entrenamientos dirigidos por especialistas. Rueda entre tres y cinco horas al día, casi siempre por carreteras secundarias de la Región de Murcia. Porque sigue viviendo aquí, a pesar de que Movistar la ha convertido en profesional. No la obligan a residir en Pamplona, donde está la sede del equipo. Los resultados de 2018 hablan por sí solos. La ciclista pachequera ha ganado con una abrumadora superioridad el Campeonato de España en pista y se colgó la medalla de plata en el Nacional de carretera, celebrado en junio en Castellón y en el que dejó ganar a su compañera de equipo Eider Merino. «Estaba pasando por un mal momento personal y necesitaba esa medalla de oro más que yo», alegó Gloria tras cruzar la meta en un alarde de humanidad y compañerismo. Ha renovado su contrato por una temporada con Movistar y espera que 2019 sea el año de su confirmación. Gloria, incluso, ya mira de reojo a las Olimpiadas de Tokio 2020. Porque ahora sabe que los sueños, con esfuerzo y perseverancia, se pueden cumplir.