https://static.laverdad.es/www/menu/img/alternavivo-desktop.png

Moody Sake: «El rock no triunfa más porque cierta gente de la industria musical cree que no da dinero»

Los componentes de Moody Sake: Toni Pérez (i), Ángel Valera y Ginés Guzmán, en La Porchá Urban Rock. / Álvaro Rabadán

El trío murciano inicia una gira que supera los 20 conciertos a lo largo del país en la que presentará su primer álbum, 'Wilderness', que capta toda la fuerza y el espíritu de sus directos; hablamos con Ginés, Toni y Ángel en La Porchá Urban Rock sobre los diferentes detalles del proceso de grabación y de sus expectativas de futuro

CARLOS GARCÍA y ÁLVARO RABADÁN

El pasado verano los chicos de Moody Sake apostaron el fruto del trabajo de sus tres años de vida como banda, de kilómetros y kilómetros en furgoneta recorriendo locales por toda España, a la grabación de su primer disco después de publicar dos EP. De ese viaje a Cádiz y su estancia en los estudios de Paco Loco nació 'Wilderness', grabado en crudo, tocando todos a la vez y no por pistas, intentando captar la fuerza de su directo, donde reside el espíritu de este 'power' trío murciano. Ginés Guzmán (voz y guitarra), Toni Pérez (batería) y el último en llegar, Ángel Valera (bajista), escarban como pocos grupos de aquí en las raíces del rock y el blues, con la actitud como bandera y la idea clara de que hay un hueco para ellos en esto de vivir de la música. El otro día quedamos con la banda al completo en La Porchá Urban Rock, local de copas y buena música ubicado en el espacio que antes ocupaba el mítico Ladrillo, para conversar acerca de qué les ha llevado hasta aquí y hacia dónde quieren ir con su álbum. Vinieron con sus guitarras acústicas y en poco menos de diez minutos ya estaban improvisando un blues entre risas, pitillos ajustados, botas de punta fina, camisas con flecos (el secreto es comprarlas en la sección de chicas, nos confesaron) y varias cervezas. Es 2019, pero de repente nos sumergimos en los 70.

–'Wilderness' es vuestro primer disco, después de publicar dos EP. ¿Creéis que capta la esencia de Moody Sake?

–Ginés: Creo que este disco es lo que más se acerca a lo que somos realmente, lo más fiel a nosotros. Incluso cuando estábamos girando y tocando los temas de los dos primeros EP, ya estaban saliendo estos temas nuevos, que reflejan mejor al grupo. Salimos muy contentos de trabajar en el estudio con Paco Loco y con cómo han quedado las canciones. Fue la primera vez que grabamos en directo. Los conciertos son donde la gente más se engancha a Moody Sake y quisimos llevar eso al estudio.

–Noise Box también estuvo este verano en el estudio con Paco Loco (Australian Blonde, Sexy Sadie, Triángulo de Amor Bizarro, Mikel Erentxun, Nacho Vegas, Enrique Bunbury, Hinds, The Posies, Neuman…) y nos contaron que es un lugar con mucho encanto y magia. ¿De quién fue la idea de grabar el álbum con este productor?

–Toni: La idea fue de Ginés porque siempre había escuchado cosas muy positivas sobre Paco Loco, las barbaridades que hacía con el sonido y su forma de trabajar. Todo fue muy 'vintage', muy orgánico. Creemos que ese era el sonido adecuado para las canciones que teníamos en ese instante. Hemos hecho muchos conciertos y nuestros temas son para tocarlos en directo, y queríamos captar toda esa energía y pegada. Creo que fue el sitio idóneo porque su forma de trabajar era muy en directo, los tres tocando a la vez: bajo, guitarra y batería. Eso te da la potencia y el sonido que se refleja luego en los conciertos. Fue una buena elección.

–El disco suena muy crudo, poco precocinado. Imagino que ser una banda que gana mucho en directo tiene mucho que ver con una producción así.

–Ginés: Es lo que pretendíamos con este álbum. Obviamente, nunca se va a conseguir grabar tal y como tocamos en una sala de conciertos, con toda esa energía. Hay un elemento que siempre se va a perder, pero el mero hecho de grabar las canciones en directo gana mucho en comparación a si se hace sobre pistas. No suena para nada a estar demasiado producido. Salvo algún arreglo que decidimos allí en el estudio, todo suena igual que cuando tocábamos las canciones en la sala de ensayos. Es más, hay mucha improvisación en el disco, varios minutos de 'jam session', de volverse un poco todos locos. Y eso es lo que me gustaba. Están todos los 'errores' que cometimos, no se arregló nada.

–Ese es el riesgo de hacerlo todo en directo, que pueden haber fallos, por mucho que hayáis ensayado antes.

–Ginés: Claro. Al estar todo grabado a la vez en directo, hay errores. Cuando retrasa un poco la batería, pues todos nos hemos tenido que ajustar un poco a lo que hace, y eso luego no se puede corregir. Si se hubiera grabado por pistas, todos con un metrónomo, pues la batería va cuadrada, y si el bajo o la guitarra se equivocan, repiten esa parte. Pero como concepto, me llama mucho más el directo que grabar por pistas.

–Toni: En directo tiras más a la pasión, tocas tal y como te sale. Cuando grabas por pistas estás más pendiente de cómo suena cada detalle.

–Ginés: Digamos que en el estudio, cuando graba cada uno lo suyo, las partes individuales son mejores, mucho más perfectas. Pero el conjunto gana más cuando se ha grabado todo a la vez, porque no solo tocas para que el bombo o mi nota de guitarra suenen perfectas, sino que lo haces también con el 'feedback' que te da el resto de la banda. Entonces, si uno pega un golpe un poco más fuerte, tú rebajas un poco, o quizás te da a ti más espacio para aguantar la nota. Es un 'feedback' que no existe si tocas solo.

–Sois también una banda que cuida especialmente la puesta en escena y la imagen (cartelería, fotografía, vídeos…). ¿Lo consideráis una parte esencial de Moody Sake?

–Toni: La imagen es algo realmente fundamental para llegar al público. Tienes que estar constantemente mostrándote, tanto lo de fuera como lo de dentro. El tema audiovisual y la participación en las redes sociales es algo que llama mucho la atención y buscamos que todo lleve una concordancia.

–Ginés: A nivel artístico y de cartelería, de portada del disco e interior, intentamos trabajarlo mucho porque pensamos que un álbum, por ejemplo, es un compendio de arte, tanto música como imagen. Cuando escuchas música también imaginas cosas. Intentamos llevar todo este tema de la manera más coherente a nuestro estilo de música.

–Habéis anunciado una gira con más de 20 conciertos por toda España para la primera mitad del año. Eso denota vuestra apuesta por este proyecto, porque es arriesgado hacer viajes tan largos. ¿Confiáis en que este disco sea el que os ayude a dar un salto?

–Ángel: Toni se ha currado mucho la gira. Si la pregunta es si el disco va a gustar y llegar al público, creo realmente que sí.

–Toni: La apuesta que queremos hacer es ir a por todas con el álbum. No queremos medias tintas. Creemos en este proyecto y trabajamos diariamente en él, en todos los aspectos. Somos nuestra propia oficina y agencia de 'booking'. Creemos que el disco ha sido un gran paso para la banda y estamos totalmente convencidos de que va a gustar en los sitios a los que vamos a ir por primera vez y en los que ya hemos estado.

–Como bien sabéis, hay mucho trabajo detrás para cerrar un concierto, que no es solo cuestión de grabar un disco y esperar a que de repente te llamen para tocar en las salas.

–Toni: A veces lo comentamos en el grupo, porque tengo muchos amigos que me dicen que han grabado unas cuantas canciones para un EP, o un disco, y son trabajos realmente buenos, pero me preguntan: '¿Y ahora qué hacemos? Nos van a llamar para tocar en algún sitio'. Y la respuesta es que si no vas a los lugares a los que quieres llegar y llamas a sus puertas, nadie te va a contratar, porque no te conocen, por muy bueno que seas. Hay gente que graba y toca todos los días y tienen una voz increíble y un gran talento a la guitarra, al piano o a la batería, pero si luego eso no lo muestran al público. Si no eres un poco pesado e insistes, nadie va a saberlo. Tienes que ir cosechando todo lo que estás trabajando.

–Ángel: Es un consejo.

«Tienes que llamar a muchas puertas o nadie te va a contratar, porque no te conocen, por muy bueno que seas» Toni Pérez

–El disco se llama 'Wilderness' –algo así como tierra salvaje–. ¿Qué lugares le gustaría explorar a Moody Sake? ¿Hay algún sonido con el que queréis experimentar?

–Ginés: Queremos ir a todos lados. No vetamos ningún país, de momento.

–Ángel: Quizás Kazajistán (risas).

–Toni: A mí me gustaría mucho Sudamérica. Es un lugar que me fliparía: Argentina, Chile, Uruguay… Y luego subir para México.

–Ginés: Y a nivel sonoro, seguir el camino que llevamos de experimentar cada uno individualmente y luego también como grupo, improvisando, estudiando… Cada vez me llama más la atención la búsqueda de la pureza, de quitarse capas.

–Ángel: Que escuchando ese tipo de música te dé como una catarsis. Sentir.

–No sois de música muy procesada, sino de lo salvaje.

–Ángel: Más bien de lo puro.

–Ginés: Incluso con sonidos sintéticos puedes hacer una música pura que a mí me flipe. Lo que busco es un estado mental, quitarse capas de prejuicios, de que hay que ser así y actuar de esta manera. No, simplemente centrarse, incluso a nivel musical, e intentar buscar algo más natural.

–Toni: Más sencillo, quizás esa sea la palabra. Que todo salga como tenga que salir en ese instante, sin tanto atrezo y aderezo. A veces ves a alguien cantando con la guitarra en mitad de la calle, con un 'loop' de batería de fondo, y te dices 'madre mía'. Suena realmente bien.

–Ángel: Queremos llegar a emocionar. Crear una catarsis en el que escucha la música y que se emocione.

–El rock nunca se ha ido, pero sí que es verdad que a nivel sobre todo internacional hay un 'revival' muy interesante con bandas como Greta Van Fleet, Rival Sons, Black Pistol Fire o cualquier proyecto de Jack White… ¿Por qué creéis que en España no acaba de impulsarse algún movimiento parecido?

–Ángel: Tampoco es que España tenga mucha cultura de rock. Hay muy pocas bandas de rock ahora mismo en cuanto a nivel de estrellato y de giras mundiales, y hemos tenido muy pocas a lo largo de la historia. El rock and roll a España lo trajeron unos argentinos.

–Ginés: En mi opinión, si el rock no triunfa más es porque cierta gente cree que no da dinero. No entiendo que los que mueven la industria se cierren a ciertos géneros. La música hay que valorarla por ser buena o mala. Aunque música mala no hay, me refiero a la que emociona y llega a la gente. Eso es lo que de verdad tiene que predominar en la industria musical, no si es indie, rock, folk, jazz… Si es bueno, es bueno. Y a esa gente hay que darle oportunidades. Si al público no se le da la posibilidad de escuchar a un grupo de jazz o de rock que son increíbles, como es posible que le pueda gustar. Si lo único que hay es lo que se les pone.

–Toni: Eso es verdad. Mucha gente que ha venido a conciertos de Moody Sake nos comenta que no les gusta el rock, pero que les hemos encantado, emocionado y que han llegado a conectar con lo que estábamos tocando. Y aquí en España pasa mucho que estanos un poco acomplejados y sentimos que los americanos y los ingleses viven más su música: blues, jazz, rock, rap, funk… Todos esos estilos que ellos han amamantado y criado y que los tienen como en su día a día.

–Más interiorizados…

Toni: Sí, eso es. Y aquí una banda de rock que canta en inglés, como se piensa que no da dinero o que no es un producto rentable, no se potencia. Y la realidad es que hay muy buenos proyectos. Greta Van Fleet y Rival Sons son bandas que hacen giras mundiales y que llenan salas de conciertos. Es cuestión de mentalidad. Por suerte el rock no es una moda, sino una cultura que lleva avanzando durante muchas décadas. Y ya se ha metido en la mente de mucha gente. Podemos decir que esa cultura se mantiene, pero hay que alimentarla y romper ese estereotipo de que no es nuestro idioma, nuestro género o nuestro estilo de música. Escúchalo. He escuchado a bandas increíbles de pop, folk, blues e incluso música electrónica. No son para nada mi estilo, pero me gusta escucharlas y que me descubran un nuevo mundo. Esa es la riqueza, lo que sucede cuando vas a un festival y descubres nuevas bandas.

«Si al público no se le da la posibilidad de escuchar a un grupo de jazz o de rock que son increíbles, como es posible que le pueda gustar» Ginés Guzmán

–Cuando hablamos con Carlos Escobedo, de Sôber, y Aitor Velázquez, de Hora Zulú, comentamos un poco que aquí en España parece que vamos como a rebufo de Estados Unidos e Inglaterra. Si allí de repente triunfa un género como el hard rock o el 'nu-metal', pues las compañías españolas apuestan por ello y hay hueco para las bandas en esos estilos.

–Toni: Aquí en España es como que nos sentimos inferiores. Si los americanos, ingleses y europeos hacen algo, entonces es bueno.

–La Región ha sido siempre un lugar con tradición rockera, a pesar de que en los últimos años el indie se está imponiendo. ¿Cómo vivís la escena murciana en la actualidad? ¿Os sentís cómodos?

–Toni: Hay grandes bandas aquí y creo que Moody Sake podría entrar en la escena murciana. Aunque es cierto que nos hemos currado todo lo que tenemos fuera de casa. Me gustaría saber algo más de 'los de arriba' para ver qué debemos hacer para que nos hagan hueco en más eventos.

–Ginés: Otras ciudades nos han llamado para muchos más conciertos y festivales que aquí en Murcia.

–Toni: La Región siempre ha sido rockera, y de blues, heavy… Aquí hay bandas increíbles en todos esos géneros. Se puede comprobar en cualquier sala de ensayos.

–Siempre que una banda se pasa del inglés al castellano existe el runrún de que lo hacen para intentar llegar a más público y cosechar mayor éxito. ¿Os lo habéis planteado?

–Ginés: Creo que nunca he cantado ni me he aprendido una canción en español entera. Es lógico que tienda hacia el inglés, porque viví muchos años en Inglaterra y he sido profesor. El idioma no es un problema para mí. Otra cosa es que la gente quiera escuchar algo en su lengua. ¿Qué podemos hacer? ¿Poner subtítulos? (Risas).

–Toni: O que la gente se vuelva de repente bilingüe, eso no estaría mal.

–Ginés: No digo que no pueda cantar en castellano, pero igual que en francés o en lo que sea.

–Ángel: Nos preguntaron una vez directamente en una emisora de radio que por qué cantábamos en inglés. Y respondí que era más asequible para la gente que si lo hacíamos en sueco o kazajo (risas).

–Ginés: Nos han incluso vetado de medios porque cantamos en inglés. Ni siquiera es que nosotros fuéramos buscando una entrevista, sino que se han interesado en nosotros y al darse cuenta de que cantamos en inglés, dijeron que no.

–Toni: Es algo que siempre me ha llamado mucho la atención, el idioma. Todo el mundo escucha la música en inglés. Es lo que he mamado desde pequeño. Qué más da el idioma si te gusta la canción. Es música.