Marcado por lesionar de gravedad a Maradona

J. F. M.ALICANTE

Corría el 24 de septiembre de 1983 cuando Diego Armando Maradona recibió la pelota en el centro del campo. Se enfrentaban en el Camp Nou el Barcelona y el Athletic de Bilbao. De repente, Goikoetxea se lanzó al suelo con tan mala fortuna que sus tacos impactaron en el tobillo izquierdo del astro argentino provocándole una grave lesión.

La imagen de la falta de Goiko dio la vuelta al mundo y eso afectó negativamente a la imagen del mítico futbolista vizcaíno. Aquella lesión no tuvo consecuencias para Maradona, que, después, acabó siendo el mejor jugador del mundo.