ALTEA / El descarrilamiento de un vagón del Tram cerca de Altea obliga a cortar la línea

EFEALTEA

Uno de los vagones del tren-Tram que hacía ayer por la tarde el recorrido entre Dénia y El Campello descarriló entre los apeaderos de Garganes y Altea y, aunque no provocó daños personales o materiales, obligó a cortar la línea en el tramo que une ambas estaciones. Según informaron fuentes de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), el suceso ocurrió, por causas que se desconocen, alrededor de las 19.35 horas en el tramo que une los apeaderos de Garganes y Altea.

Al parecer, el descarrilamiento se produjo en uno de los bojes del segundo coche del tren Tram, lo que provocó un movimiento brusco, aunque no causó ningún herido. En ese momento, unas quince personas viajaban en el tren, según informaron las mismas fuentes, que indicaron que el servicio entre las dos estaciones se estaba prestando desde las 20.00 horas con la utilización de autobuses de apoyo.

Asimismo, una grúa trabajaba anoche para intentar reponer el tren en la vía con el objetivo de que hoy por la mañana el servicio esté restablecido con plena normalidad, de acuerdo con los datos recopilados.

Para los viajeros, por suerte, el percance se quedó en un susto, puesto que nadie resultó lesionado, según se desprende de las informaciones recopiladas.

Fotos

Vídeos