SANTA POLA / Destrozan un toro de Osborne para convertirlo en chatarra

La Policía Local sorprende a dos individuos mientras cortaban en pedazos la estructura

IGNACIO MARTÍNSANTA POLA
DERRIBADO. La estructura yace en el suelo, tras ser cortada. / IGNACIO MARTÍN/
DERRIBADO. La estructura yace en el suelo, tras ser cortada. / IGNACIO MARTÍN

Ajenos seguramente a la sentencia del Tribunal Supremo, que en 1997 salvaba de la tala -propuesta por la Ley General de Carreteras- a los toros de Osborne fallando a favor de su mantenimiento «por el interés estético o cultural que se les ha atribuido», los ciudadanos A.M.J y L.P.V. decidieron derribar el que hay en Santa Pola el pasado domingo por la noche y cortarlo en pequeñas piezas para poderlo cargar en su furgoneta y venderlo como chatarra.

El indigno final para este símbolo de identidad, que forma ya parte del paisaje del país, pudo ser impedido gracias al aviso que un ciudadano anónimo dio a la Policía Local de Santa Pola, y que concluyó con la detención de los dos sujetos. Sin embargo, los agentes no pudieron evitar el destrozo. Cuando llegó la patrulla policial A.M. J y L.P.V. ya habían derribado la estructura metálica que durante años había levantado la silueta negra del toro bravo a catorce metros de altura sobre la carretera Nacional 332.

Detenidos

En el momento de su detención se encontraban cortando al toro en pequeñas partes, con la ayuda de un cincel, un martillo y una sierra manual, que fueron requisados por los agentes y que formarán parte del juicio que se instruya contra ellos por atentar contra el Patrimonio Nacional. Al parecer, tenían la intención de cargarlo en su furgoneta y después venderlo al peso como chatarra.

El toro de Osborne derribado, que se encontraba situado en el kilómetro 84 de la carretera Nacional 332, que enlaza Alicante con Cartagena, a uno de los lados del Parque Natural de las Salinas de Santa Pola y frente a la Torre del Tamarit, formaba parte de los veintidós toros de este tipo, que se encuentran repartidos por el paisaje de la Comunidad Valenciana, la segunda de España, tras Andalucía, en ejemplares de este icono diseñado por el artista Manolo Prieto en 1956.

Desde el pasado domingo, la provincia de Alicante sólo cuenta con siete ejemplares de este símbolo. Los responables de este atentado fueron puestos a disposición judicial a primera hora de la mañana del pasado lunes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos