ALICANTE / Una empresa mixta garantizará el postrasvase si Pla llega a gobernar

Uno de sus primeros proyectos será, de erigirse en presidente, acabar el tubo que no ejecuta el Consell Medio Ambiente quiere involucrar en este proyecto inacabado a la CAM García Antón ya dijo que no invertirá los 140 millones que le corresponden

BERNAT SIRVENTALICANTE
EMBALSE ACABADO. Juan José Moragues y los alcaldes de Villena y Aspe, el pasado mes de enero en el pantano de Villena. / U. ARACIL/
EMBALSE ACABADO. Juan José Moragues y los alcaldes de Villena y Aspe, el pasado mes de enero en el pantano de Villena. / U. ARACIL

El secretario general del PSPV-PSOE, Joan Ignasi Pla, ha comentado en privado en varios foros en los últimos días que uno de sus primeros objetivos, si se erige en President de la Generalitat Valenciana, será crear una empresa mixta para acabar el postrasvase, ejecutado por el Consell a día de hoy sólo en un 15%. Uno de sus proyectos a muy corto plazo será precisamente acabar las tuberías y embalses reguladores en las márgenes izquierda y derecha del río Vinalopó para suministrar agua del Júcar a los regadíos y otros usos urbanos en un amplio triángulo urbano conformado por Villena-Jijona-Elche.

Los socialistas quieren involucrar en esta empresa mixta a la Caja Mediterráneo tanto como operador financiero como socio capitalista. Se lo harán saber los rectores de la Confederación Hidrográfica del Júcar al director general de la CAM, Roberto López Abad, en la reunión que mantendrán el próximo lunes con el fin de cerrar la posible participación de la entidad financiera en una póliza de crédito por valor de 35 millones de euros (casi 6.000 millones de las antiguas pesetas), justo el capital que falta por aportar para cerrar toda la operación financiera de la nueva conducción Júcar-Vinalopó, respaldada por la Unión Europea con 120 millones de euros.

Hace ahora justo un año, en una visita realizada por la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, al tramo final del trasvase (en el embalse de San Diego, en Villena) el presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Juan José Moragues, lanzó la voz de alerta: «Podría darse el caso de que estuviera acabado el tubo hasta Villena y que el agua no se pudiera distribuir por los municipios del Vinalopó y Alicante por no estar realizado el postrasvase».

Desde entonces, no han cesado las voces críticas desde la CHJ y de Acuajúcar hacia el Gobierno valenciano por la falta de ejecución del tubo a partir de Villena, con destino a los campos de cultivo y a las comunidades de regantes. A día de hoy, sólo se ha ejecutado el 15% del proyecto que le corresponde a las consellerias de Agricultura y de Infraestructuras. Hace unas semanas, la directora general de Regadíos e Infraestructuras Agrarias de la Generalitat Valenciana, Enma Iranzo Martín, reconoció abiertamente la escasa inversión realizada en un proyecto que data de hace ya casi una década.

La margen derecha del postrasvase, que supone un total de 81 kilómetros de tuberías e infraestructuras entre Villena y Elche, es el proyecto más avanzado. Están finalizados 35 kilómetros de ese proyecto de tuberías y cuatro embalses. Estos pantanos artificiales son los del Reglot, Cabezas, San Enrique y El Toscar, con una capacidad global de almacenamiento y regulación de 2,4 hectómetros cúbicos. La inversión realizada en este tramo en los últimos tres años por la Conselleria de Agricultura se eleva a 21 millones de euros.

La instalación de otros 35 kilómetros de tuberías se halla en proceso de licitación a través del método alemán. Incluye la construcción de un embalse, el del Planet, en Elche, con capacidad para 0,4 hectómetros cúbicos. El coste de este tramo es de 31,4 millones de euros. En la margen derecha, no tiene ni siquiera proyecto de obra un tramo de 11,3 kilómetros, entre el municipio de Salinas y el pantano de El Toscar, en Monóvar. Según la Conselleria de Juan Cotino, este proyecto corresponde ejecutarlo al Ministerio de Agricultura y está presupuestado en 5,4 millones de euros.

Ninguna obra

En la margen izquierda, que deberá llevar el agua de Villena a Jijona, el proyecto se halla sin obra alguna ejecutada. La Conselleria de Agricultura sacó los últimos días de agosto el proyecto de licitación a información pública y en estos momentos «estamos en la fase de disposición de los terrenos». Tiene un presupuesto total de más de 111 millones de euros.

Varios de los tramos y subtramos de la margen derecha e izquierda del postrasvase le correspondían ejecutarlos a la Conselleria de Infraestructuras y Transportes. Su titular, el sanvicentino José Ramón García Antón, uno de los más enérgicos opositores del modificado trasvase Júcar-Vinalopó, ha reiterado desde principios de año que no piensa invertir ni un céntimo de los 140 millones con que se había comprometido. «Ya no tiene sentido la obra y no podemos echar por la borda el dinero». Ese es el argumento esgrimido, al aclarar el conseller que el agua de la desembocadura del Júcar ya no tendrá un destino urbano y únicamente agrícola «y muchos regantes no la quieren».

El candidato a presidir la Generalitat por el principal partido de la oposición ocultó el proyecto de la empresa mixta el pasado lunes, en la reunión que mantuvo con los regantes de la comarca valenciana de La Ribera. Allí, Pla se atribuyó directamente el controvertido cambio de la toma del trasvase para, en su opinión, no perjudicar a los agricultores de la cola del río Júcar. Este diario ha sabido que en otros círculos privados del mundo empresarial sí ha abogado abiertamente por esta solución para dar salida al trasvase.

Pese al retraso de tres meses que sufre el inicio de la obra y a las recientes alegaciones presentadas por la Generalitat, desde Acuajúcar y la CHJ mantienen un escenario probable: que llegue el agua a Villena y no se pueda distribuir hasta Elche y Jijona.

Fotos

Vídeos