Urbanismo rechaza la licencia del biodiésel por exceso de altura y carecer de dos permisos

La concejal Sonia Castedo firmó ayer el decreto de denegación y reitera que la planta no tiene autorización para distribuir el combustible por tráfico rodado

J. F. P. L. V.

La concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Alicante, Sonia Castedo, firmó ayer la denegación de la licencia de obra mayor y apertura de la planta de biodiésel en el Puerto por exceder la altura máxima permitida y carecer de algunos permisos preceptivos para poder desarrollar la actividad industrial.

La Gerencia de Urbanismo adoptó esta decisión tras estudiar la documentación aportada por la mercantil y después de suspender el pasado mes de diciembre la tramitación del procedimiento administrativo. Urbanismo instó, entonces, a la empresa a que subsanase la deficiencia de altura, y solicitó a la Generalitat las autorizaciones preceptivas para la concesión de la licencia.

Según consta en el decreto que salió ayer mismo del Ayuntamiento, la empresa no ha solucionado el problema de altura detectado en el edificio destinado a la actividad de transesterificación, que excede el máximo de 12 metros que fija el Plan Especial del Puerto.

La Gerencia de Urbanismo entiende que no hay motivos para superar la altura, puesto que no es «necesario e imprescindible albergar en dicho edificio instalación técnica alguna que precise superar la altura máxima establecida».

Asimismo, según se indica, el proyecto técnico no contempla la distribución y transporte del biodiésel por medio de camiones, de manera que «carece de la cobertura de la autorización ambiental integrada».

En el decreto municipal se recuerda a la mercantil que la existencia de autorización ambiental integrada no le exime de solicitar «cuantas otras autorizaciones, licencias o informes sean exigibles para la puesta en marcha y funcionamiento de actividades industriales», y señala que no se puede conceder la licencia porque no tiene la «autorización sustantiva del sector de hidrocarburos», un permiso que depende de la Administración General del Estado, tal y como se ha venido publicando durante los últimos días.

Por todo ello, la Gerencia de Urbanismo decide denegar la licencia a la empresa Biodiésel Alicante S.L., que en sus alegaciones aseguraba no necesitar autorización sustantiva en materia de hidrocarburos. Las alegaciones también afirmaban que el edificio de transesterificación se incluía en la excepción fijada en el Plan Especial del Puerto y que la autorización ambiental integrada incluía la distribución del biodiésel a terceros desde los tanques de almacenamiento. Urbanismo no lo entiende de la misma manera.

Los plazos

En el decreto conocido ayer no se indica plazo alguno para recurrirlo, ni, por supuesto, para subsanar las deficiencias advertidas por los técnicos municipales. Se trata de una denegación que, en un principio, obliga a Biodiésel Alicante a presentar de nuevo la documentación, corregida tanto en los permisos no presentados como en la altura de uno de los edificios previstos, si mantiene todavía su pretensión de construir la planta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos