El Ivvsa plantea medidas judiciales para demoler la plaza de toros de Los Ángeles

J. F. PICÓALICANTE

El Instituto Valenciano de la Vivienda (Ivvsa) ha anunciado al Ayuntamiento de Alicante su intención de solicitar las medidas judiciales necesarias para proceder al desalojo y posterior demolición de la plaza de toros existente en el barrio de Los Ángeles, la todavía conocida como placita de la familia Esplá.

El propio gerente del Ivvsa explica en un escrito, fechado el pasado 12 de diciembre, que «ha requerido en diversas ocasiones, sin éxito alguno, al señor Esplá a fin de que desaloje la placita de toros y sus instalaciones anejas para proceder a la demolición». Recuerda que la parcela donde se asienta es propiedad municipal, destinada a la construcción de un centro educativo, según el proyecto de reparcelación del plan parcial Sector II/9 Benisaudet. En esta misma línea, asegura que al propietario de la plaza se le asignó otra parcela en la misma zona «en virtud de sus derechos iniciales en el proceso reparcelatorio».

Cinco fases

La ejecución de la urbanización del mencionado plan parcial fue dividida en cinco fases. Las tres primeras ya han sido recepcionadas por el Ayuntamiento y, según el Ivvsa, las dos últimas están ejecutadas y el Consistorio las podrá recibir en breve. Por ello, el Ivvsa ha solicitado a la Gerencia Municipal de Urbanismo que «se informe acerca de la procedencia o no del derribo» de la plaza de toros. Se trata, en realidad, de un trámite formal, porque es de todos conocido el futuro de la instalación taurina, a pesar de los intentos por parte de Esplá de impedirlo y de negociar una indemnización mayor a la asignación de la parcela.

La respuesta dada por la concejal de Urbanismo ha sido tan escueta como contundente: «Entendemos que la plaza de toros que fue propiedad de don Francisco Esplá, en cuanto que ocupa una parcela destinada por el planeamiento a equipamiento docente, debe ser entregada al municipio expedita, libre de cargas, gravámenes y arrendamientos, lo que, obviamente, implica la necesidad de demoler el inmueble: la plaza de toros».