Mikel: «Pido como regalo de Reyes recuperarme de mis dolencias»

El delantero del Alicante lleva nueve semanas lesionado en el cartílago de su rodilla izquierda, aunque podría regresar a los terrenos de juego a partir de enero

JOSÉ M. PENADÉSALICANTE
CON GANAS. Mikel Aguirregomezkorta, el día de la presentación del Alicante. / LOLA GUIL/
CON GANAS. Mikel Aguirregomezkorta, el día de la presentación del Alicante. / LOLA GUIL

Mikel Aguirregomezkorta llegó al Alicante como uno de los fichajes estrella para esta temporada. El delantero optó por dejar el Albacete para reforzar la punta de ataque de un nuevo proyecto ilusionante, y él es uno de sus pilares fundamentales.

Pero Mikel se encontró con lo que ningún deportista desea: las lesiones. El futbolista no acaba de ver la luz al final del túnel, aunque cada vez se encuentra más cerca de volver a los terrenos de juego. No obstante, todavía no ha podido demostrar en el conjunto celeste la calidad que atesora.

Molestias en el cartílago de su rodilla izquierda han hecho que el jugador visite asiduamente al prestigioso doctor Cugat en Barcelona, ayer, sin ir más lejos, y acompañado por el jefe médico del club, Jeroni Llorca, estuvo en la Ciudad Condal, donde se le inyectó de nuevo unos factores de crecimiento que favorecen la eliminación de células muertas para dar paso a las vivas para que éstas desempeñen sus funciones curativas en la zona dañada.

Mikel, junto con el también lesionado Borja Pérez, máximo realizador del Alicante, dedica los días a tratar de recuperarse cuanto antes para ayudar a sus compañeros a realizar el sueño de llevar a la entidad alicantinista a la división de plata del fútbol nacional.

Fichajes

El obstáculo con el que se encuentra el ariete es la cercanía del mercado invernal, unas fechas donde los clubes aprovechan para reforzar sus plantillas, aunque esto no preocupa al delantero, que se muestra optimista: «Me estoy recuperando a pasos agigantados y confío estar en condiciones de reaparecer después de Navidad».

El ex del Albacete ha venido arrastrando problemas musculares desde el inicio de la temporada, aunque la lesión más grave se la produjo ante el Eldense en la cuarta jornada, por lo que lleva nueve semanas en el dique seco. Mikel no ha sido un deportista al que las lesiones le hayan acompañado. Por este motivo asegura que tiene «mono de fútbol. Imagínate, con la ilusión con la que llegué aquí y tengo que ver los partidos desde la grada. A ver si cambia la racha».

Mikel confía en regresar a los terrenos de juego «cuantos antes». Está tranquilo ante la llegada del mercado de fichajes. «Si la lesión fuera para más tiempo sí estaría intranquilo, pero espero en que para enero podré ayudar a mis compañeros», matiza. Y es que la mejor incorporación de invierno puede ser Mikel: «Por lo menos es el regalo que espero que me hagan los Reyes Magos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos