El 5 de septiembre llegan a Albacete 500 temporeros polacos a la vendimia

Asaja ha gestionado su contratación y trabajarán en La Manchuela, Villarrobledo, Montealegre y Alpera

MERCEDES SÁNCHEZALBACETE
UNA PRÁCTICA EXTENDIDA. Temporeros polacos a su llegada el pasado año a un municipio español para la vendimia. / LA VERDAD/
UNA PRÁCTICA EXTENDIDA. Temporeros polacos a su llegada el pasado año a un municipio español para la vendimia. / LA VERDAD

De Polonia a Albacete con cuatro destinos diferentes; la comarca de La Manchuela, Villarrobledo, Montealegre del Castillo y Alpera. Es el viaje que realizarán un total de 500 temporeros polacos para participar en la vendimia en la provincia.

Previsiblemente llegarán el día 5 de septiembre o el 6 dispuestos a iniciar una campaña cuyo inicio generalizado en la provincia desde Asaja estiman que se producirá en torno al día 8 o el 9. La contratación de estos temporeros ha sido gestionada un año más por esta organización agraria tras recabar la información de sus afiliados respecto a la demanda de mano de obra existente para poder hacer frente a esta campaña.

Desde el 2004

No es la primera vez que estos temporeros se desplazan hasta Albacete para recoger la cosecha. De hecho, desde Asaja apuntaron que todos ellos han venido al menos en una ocasión a vendimiar en la provincia.

Y es que no es la primera vez que los agricultores albaceteños tienen que optar por esta fórmula para recolectar la vid.

Al menos esta práctica se remonta a la campaña del 2004, cuando Asaja gestionó la contratación en su país de origen de un total de 150 polacos. Desde ese momento el número de temporeros llegados desde Polonia se ha ido incrementando año tras año, según apuntan desde la organización agraria.

Al igual que este año, el pasado también vinieron a Albacete medio millar de polacos a la vendimia. Sólo en el año 2005 se superó esta cifra al verse incrementada la necesidad de mano de obra durante aquella campaña.

Mismas condiciones

Aunque se trata de ciudadanos europeos de pleno derecho desde la entrada de Polonia en la Unión Europea, desde Asaja se sigue optando por la contratación en origen aunque no necesitan un permiso especial.

En cuanto a las condiciones de trabajo de estos temporeros desde Asaja apuntan que cobran el mismo sueldo que cualquier otro vendimiador, es decir un salario base de 45,07 euros por día. Además estos 500 temporeros tienen garantizado el alojamiento y los agricultores albaceteños corren además con los gastos del viaje de ida y en el caso del de regreso lo costean hasta Francia.

Por su parte la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Albacete, aún no cuenta con una estimación completamente cerrada de las necesidades de temporeros que presentan sus asociados. No obstante, el secretario provincial de UPA, Julián Morcillo, indicó que esta organización viene trabajando en los últimos años con una empresa de trabajo temporal ubicada en la zona de Murcia.

«Recurrimos a esta empresa sobre todo para la recolección de frutales en la zona de Hellín pero también lo hemos hecho para la vendimia en La Manchuela y en localidades como Villarrobledo y Minaya». De hecho el año pasado les facilitaron unos 250 temporeros, la mayor parte de ellos extranjeros. Morcillo resaltó lo afortunado de esta fórmula ya que los trabajadores previamente han sido formados por ejemplo en materia de prevención de riesgos laborales.

Asimismo desde UPA mantienen contactos con una empresa de contratación temporal de Polonia que les permitiría contar con más mano de obra s i fuese necesario. No obstante, el responsable agrario aseguró que la entrada de Rumanía y Bulgaria en la UE harán que sea más fácil cubrir las necesidades existentes, ya que en Albacete residen muchos ciudadanos de estos países que sólo precisan un permiso especial para trabajar.

Cosecha

En cuanto a la cosecha, tanto desde UPA como desde Asaja esperan que la de este año sea similar a la del año anterior. En este sentido Morcillo explicó que tan sólo esperan una merma en la comarca de La Manchuela como consecuencia del pedrisco. Una disminución que cifró en torno al 25%.

Respecto a la calidad de la cosecha, que podría comenzar a recogerse según UPA en los próximos días en las variedades más tempranas, estiman que será buena si no se producen cambios.