Milán no estuvo especialmente bien en la contrarreloj de Pekín

EFEPEKÍN (CHINA)

La Gran Muralla china fue testigo de excepción de la victoria del australiano Cadel Evans, segundo en la pasada edición del Tour de Francia, en la contrarreloj del torneo preolímpico para preparar los Juegos de Pekín 2008, prueba en la que el almanseño Diego Milán, demostrando que esta modalidad no es la suya, terminó en el puesto 45.

En un circuito circular de 23,8 kilómetros entre dos tramos de la Gran Muralla, Juyongguan y Badaling, Evans paró el crono en 32.28.92, seguido de su compatriota Michael Rogers, con 32.53.66 y el kazako Alexandr Dyachenko, con 33.52.71, mientras que Milán empleó en la prueba 9:59 más que el ganador.

La selección española, comandada por Francisco Antequera, participó con un joven equipo formado por Sergio Domínguez, Diego Milán, Francisco Torrella, José Luis Ruiz Cubillo, Rafael Serrano y José Antonio Carrasco.

Ochenta y seis ciclistas de 18 equipos asistieron al torneo, una de las 42 pruebas preolímpicas que se disputarán hasta el próximo julio para preparar la cita olímpica de Pekín y probar las sedes de los JJOO.

Memorial Riesco

Por otro lado, la ciclista de Valdepeñas, Ana Belén García Antequera (Comunidad Valenciana), se impuso en el XII Memorial Manuel Riesco, décima y última puntuable de la Copa de España de ciclismo femenino, celebrada en Tardemezar de Vidriales (Zamora) sobre 118,7 kilómetros.

De salida fue María del Rosario Rodríguez quien se escapaba con Leticia Gil (Monteoro), yéndose por detrás Maribel Moreno, quien esperaba a Silvia Tirado, juntándose todas ellas en el kilómetro 23. Tres «comunidad valenciana» frente a la madrileña, animada y recuperada para el ciclismo, aunque sola y lejos aún de su mejor momento.

Fue en el puerto de Cubo, en el kilómetro 59, cuando escaparon por detrás Ana Belén García Antequera y Iosune Murillo (Bizkaia-Panda), aunque ésta no resistiría el ritmo, mientras que la futura ganadora de la prueba conseguía enlazar con sus compañeras, y en Castrogeriz, la subida más dura, las cuatro ciclistas del Comunidad descolgaban definitivamente a Leticia. Desde ahí hasta la meta, acuerdo total para repartirse los triunfos: la victoria del día para la castellano-manchega; el segundo puesto para María del Rosario Rodríguez, que le suponía la victoria final de la Copa.