Fallece un operario de grúa torre al golpearle un puntal en la cabeza

El accidente se produjo en la obra de un centro de salud en Albacete Comisiones y UGT se concentran hoy contra la siniestralidad laboral

M. SÁNCHEZALBACETE
ZONA. El siniestro se produjo en el entorno de Medicina. / JME/
ZONA. El siniestro se produjo en el entorno de Medicina. / JME

Un operador de grúa de la capital albaceteña de 36 años, y padre de dos hijos, se convirtió en la tarde del miércoles 1 de agosto en la octava víctima mortal por accidente laboral en la provincia.

El siniestro se produjo entre las cinco y media y las seis de la tarde, según explicó el responsable de Salud Laboral de CC OO, Miguel Ángel Campos, en la obra de construcción de un nuevo centro de salud ubicado en el entorno de la Facultad de Medicina.

El trabajador se encontraba bajando una carga con una grúa desde una altura de unos tres metros cuando la carga se desplazó y golpeó un puntal que sujetaba el encofrado de la obra.

El puntal se movió de sitió y golpeó en la cabeza al trabajador que, aún llevando el casco de protección necesario, sufrió un golpe en la cabeza que le produjo una herida abierta y un traumatismo craneoencefálico que le causó la muerte casi inmediata, según manifestó Campos.

El responsable de Comisiones Obreras indicó, tras realizar la oportuna inspección ocular en la zona del accidente, no haber observado ningún tipo de omisión o de problemas en las medidas de seguridad de la obra en cuestión. En este sentido Campos atribuyó el accidente a la mala fortuna. «Es de los poquísimos accidentes que se pueden imputar a la mala suerte», se lamentó Campos insistiendo en que el trabajador llevaba el equipo de protección pertinente y que estaba ubicado «a cinco so seis metros de dónde se estaba bajando la carga».

Concesionaria

El trabajador pertenecía a la empresa Begar, concesionaria de la obra, según Campos quien apuntó que se trataba de un experimentado profesional.

Hoy a las once de la mañana delegados de CC OO y de UGT se concentrarán ante las puertas de Feda para exigir medidas para frenar la siniestralidad laboral. Campos reiteró la necesidad de buscar soluciones para luchar contra esta lacra. En este sentido abogó por un incremento de la plantilla de la Inspección de Trabajo, un aumento de la sanciones, así como por la necesidad de publicar la lista de empresarios incumplidores de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.