El polígono Romica estará vigilado por seguridad privada

Quieren prevenir actos vandálicos y robos El Ayuntamiento aporta 50.000 euros al mantenimiento de esta zona industrial

MAITE MARTÍNEZALBACETE

Las 850 empresas que están instaladas en el polígono industrial de Romica se sentirán a partir del próximo mes un poco más seguras, gracias al servicio de vigilancia privada que contratarán para que recorra las calles de esta zona industrial, ubicada en la carretera de Mahora, que ya supera el millón y medio de metros cuadrados.

«Con esto no queremos decir que ahora no estemos seguros o que la Policía Local y la Guardia Civil no vayan por allí, -aclaró José Ramón Carrasco, presidente de la Entidad de Conservación de Romica-, sino que lo que buscamos es más una labor de vigilancia, para prevenir daños y evitar el deterioro del polígono».

Por el momento, habrá un vigilante que dotado con un vehículo circulará por el polígono, disuadiendo a los ladrones que pudieran acercarse al lugar y evitando también daños en las infraestructuras comunes, como la red de alumbrado o el nuevo abastecimiento. En un futuro se pretende establecer incluso una caseta de control que vigile los accesos al polígono.

Aportación municipal

La contratación de este servicio de vigilancia es sólo una de las tareas que se ha propuesto la Entidad de Conservación de Romica. Este organismo, que agrupa a todos los propietarios de suelo en el polígono y está «tutelado» por el Ayuntamiento de Albacete, tiene como misión velar por el buen mantenimiento de este polígono. Se constituyó el año pasado y para este año gestionará un presupuesto de unos 250.000 euros, de los que 50.000 son aportados por las arcas municipales, un 40% más que el pasado año.

Con este dinero, además del servicio de vigilancia, se pagará también la limpieza de las calles, la factura del alumbrado público y el mantenimiento de las farolas, algunas de las tareas de jardinería.

Aunque la Entidad de Conservación de Romica es la primera que se ha constituido en la ciudad para el cuidado de un polígono industrial, no es la única, pues también Campollano Norte y el polígono donde se instalará Ajusa en la carretera de Ayora contarán con esta figura. El alcalde de Albacete en funciones, Manuel Pérez Castell, que ayer mismo firmó el convenio para la aportación de financiación a esta Entidad de Conservación, subrayó que Romica ya es el segundo polígono industrial más importante de la ciudad en cuanto a extensión.

Nueva empresa

Explicó que a día de hoy dispone de 1,6 millones de metros cuadrados, a los que se sumarán otros 600.000 hasta completar los 2,2 millones de metros que tendrá este polígono. Este crecimiento posibilitará que de las 850 empresas instaladas actualmente se llegue a las 1.500, «lo que multiplicará por tres los 2.000 empleados que tiene ahora». Sin ir más lejos, el alcalde anunció ayer la instalación en Romica de una nueva factoría, Confecciones Velilla, que dejará Alcorcón para venir a Albacete. Se trata de una empresa dedicada a la confección de ropa laboral, que construirá una fábrica de 40.000 metros cuadrados y dará empleo a 60 trabajadores.

Las empresas que se instalan en Romica disfrutan de una rebaja del Impuesto de Construcciones de hasta el 75% y pueden optar a subvenciones de la Junta para financiar hasta el 30% de la inversión que realicen.