Adeca pide reunirse con la Subdelegación por falta de seguridad

Su presidente confirma que en los últimos meses se han incrementado los robos por parte de bandas organizadas en Campollano Los últimos afectados han sido almacenes de distribución y empresas de electrodomésticos

EMMA REALALBACETE

Los empresarios del parque empresarial de Campollano han decidido mover ficha y dar el primer paso para atajar lo que consideran que puede ser un problema muy preocupante si no lo atajan de golpe: el incremento de seguridad que se está registrando debido al aumento de robos de los últimos meses.

El pasado viernes Adeca, la asociación de Empresarios de Campollano, envió una carta a la Subdelegación del Gobierno de Albacete solicitando una reunión al subdelegado, José Herreros. «Lo que fundamentalmente pretendemos con este encuentro es que se puedan poner en marcha una serie de medidas disuasorias que acaben con los robos que estamos registrando, aunque nuestra intención no es para nada crear ningún tipo de alarma», manifestó el presidente de Adeca, José Eduardo López-Espejo.

Los empresarios de este parque empresarial, el mayor de toda Castilla-La Mancha y que aglutina a unas 850 empresas que llegarán a ser unas 1.200 con la ampliación de Campollano, distinguen entre los robos que se registran en las gasolineras o en los bares y restaurantes de la zona, «que nos preocupan pero que son inevitables y ocurren en toda la ciudad», y los que se cometen por parte de bandas organizadas. Éstos son los que les inquietan y los que pretenden atajar. Por ello piden soluciones a la Administración competente.

Por oleadas

«Hace quince días entraron en varias empresas, robaron un coche en la primera en la que actuaron y lo utilizaron para ir cargando lo que se fueron llevando del resto», denunció López-Espejo, que reconoce que «los datos que tenemos no se corresponden totalmente con la realidad porque no todos los empresarios a los que les roban lo cuentan».

Es por ello por lo que el presidente de la Asociación de Campollano tiene también la intención de solicitarle al subdelegado los datos actualizados sobre las denuncias realizadas por robos en este parque empresarial. «Es fundamental conocer todos los datos para que podamos elaborar un Plan Integral de Seguridad eficaz», defendió.

Lo que sí han detectado desde esta Asociación empresarial es que estos 'golpes' llevados a cabo por bandas organizadas «los hacen por oleadas». Según López-Espejo, pasan varios meses de aparente tranquilidad y, de repente, se registran robos importantes en varias empresas. «La oleada anterior -recordó- la padecimos en febrero y ahora acabamos de sufrir otra». Los delincuentes, además, actúan de forma rápida, se llevan los materiales robados y «los colocan en el mercado negro y muchas veces ni recuperamos lo que nos han quitado».

Además, José Eduardo López-Espejo está convencido de que estos delincuentes no actúan «al tun-tún», sino que «está claro que vienen primero y estudian muy bien las empresas donde quieren robar porque lo que se llevan es fácilmente colocable en ese mercado negro». Por eso, las últimas empresas afectadas han sido almacenes de electrodomésticos, de informática y empresas de distribución agroalimentaria.

El butrón (un agujero en la pared o el techo) y el alunizaje (chocar un coche contra la cristalera) siguen siendo los métodos preferidos de estas bandas que, en lo que va de año, han actuado ya «en una veintena de empresas», concretó López-Espejo.

Plan de Seguridad

Por todo ello, desde Adeca confían en que de la reunión que mantengan con el subdelegado del Gobierno en Albacete salga un Plan de Seguridad integral, que permita actuar de forma global. «De lo que se trata ahora es de que trabajemos más en lo que es seguridad colectiva», observó López-Espejo, que dijo que hasta ahora la única seguridad que hay en el parque empresarial de Campollano es la que contratan de forma individual las empresas que lo deciden, porque no todas las empresas lo tienen.

Más concretamente, lo que esperan que salga de este encuentro con el representante de la Administración Central es que haya un compromiso de apoyo y «mayor presencia policial».

Mientras tanto, en Adeca siguen buscando alternativas y fórmulas complementarias a lo que dé de si esta reunión y por ello están estudiando con una empresa de seguridad la posibilidad de formar un convenio para que la empresa que lo solicite pueda instalar un sistema de seguridad pero a un precio más ventajoso.

Son soluciones reales porque ha llegado a tal punto la situación que los empresarios han apuntado incluso a otras impensables. «En vallar Campollano se ha pensado no una, sino 800 veces, pero eso sí que es inviable», reconoció.