Campollano Norte acogerá a cuarenta pequeños empresarios en los próximos meses

La última negociación entre Sepes y Ayuntamiento permitirá reparcelar dos grandes terrenos en la ampliación para acabar con la demanda de pymes Hoy se aprobará la calificación como dotacional del solar donde se levantará el hospital laboral

ANA MARTÍNEZALBACETE

En los próximos meses, la ampliación del polígono industrial Campollano por su zona Norte se verá ocupada por cuarenta pequeños y medianos empresarios, interesados en instalar sus industrias en el parque empresarial albacetense más importante de Castilla-La Mancha.

La Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes) y el Ayuntamiento de Albacete han alcanzado un último acuerdo en una reciente negociación, consistente en redistribuir las parcelas 145 y 152, ubicadas dentro del proyecto de ampliación de Campollano Norte, con el fin de darle servicio a las 40 pequeñas y medianas empresas interesadas en solares no superiores a 750 metros cuadrados.

El responsable de la negociación con Sepes, el concejal de Promoción Económica Ramón Sotos, explicó que, ante la importante demanda de empresarios interesados en instalarse en Campollano, que no podían acceder a las parcelas disponibles para la venta por ser de gran tamaño, «le propusimos a Sepes la necesidad de reparcelar dos terrenos, los números 145 y 152, para poner a la venta alrededor de cuarenta parcelas de entre 250 y 750 metros cuadrados, para acabar así con la lista de espera que tenemos de pequeños y medianos empresarios».

El acuerdo adoptado por Sepes y Ayuntamiento tendrá que ser informado favorablemente por la comisión informativa de Urbanismo de hoy, con el fin de que sea aprobado definitivamente por el pleno de este jueves, 10 de mayo, para así poder efectuar la reparcelación y facilitar la instalación de cuarenta pequeños empresarios en Campollano en los próximos meses.

Cambios en el suelo

En esta misma negociación y a propuesta tanto de Sepes como de la Asociación de Empresarios de Campollano (Adeca), el Ayuntamiento tendrá que aprobar el pleno una modificación en el proyecto de ampliación de Campollano Norte, que agilizará la construcción del centro médico laboral que gestionará y explotará la mutua Solimat.

Ramón Sotos recordó que, ante la conveniencia de tener un hospital laboral en el polígono industrial, demanda elevada al Ayuntamiento por el sector empresarial en pleno (Adeca, Romica, Cámara y Feda), el Ayuntamiento preparó una parcela no catalogada que ahora ha dado problemas a la hora de conceder la licencia.

La modificación consiste en cambiar el uso del suelo y calificarlo como dotacional sanitario laboral, con el fin de que Solimat pueda recibir la licencia de obra al objeto de que este hospital laboral esté listo en un plazo de año y medio.

El recinto hospitalario de Campollano Norte tendrá un presupuesto de más de nueve millones de euros, que serán invertidos en solitario por Solimat, propietario del recinto hospitalario y de su explotación. La infraestructura constará de dos edificios, el primero de ellos un hospital laboral asistencial que, en sus 3.200 metros cuadrados de superficie, contará con salas de curas y rehabilitación, consultas externas, quirófanos y hasta catorce camas para hospitalización. El segundo edificio será un centro de prevención, con áreas técnicas y vigilancia de la salud.

Los grandes proyectos de Adeca para la ampliación de Campollano Norte se completan con la construcción de un Centro de Atención a la Infancia (CAI) y un centro de formación, que se levantarán sobre un parcela de 10.475 metros cuadrados cedida por el Ayuntamiento.

Nuevas intenciones

Según aseguró Ramón Sotos, con la instalación de los pequeños empresarios, la construcción del hospital laboral y los dos otros proyectos mencionados, junto a la creación de la futura Ciudad del Automóvil, donde se instalarían nuevos concesionarios de vehículos, la ampliación de Campollano Norte se podría dar por finalizada, lo que ha generado que el alcalde de Albacete, Manuel Pérez Castell, esté diseñando una nuevo proyecto para este polígono industrial, que consistiría en unir Campollano con la zona industrial de Romica, asumiendo la titularidad de la variante que los divide en la actualidad.