Nueva caravana hacia el Sahara

Un contenedor se llevará mañana los 15.000 kilos de arroz y atún que ha recogido la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui

ANA MARTÍNEZALBACETE

A las cuatro de la tarde de mañana viernes, 30 de marzo, un contenedor de grandes dimensiones se acercará hasta el Recinto Ferial de Albacete para cargar los más de 15.000 kilos de arroz y atún que, a lo largo de este mes de marzo, ha recogido la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui.

Según confirmó a este diario la responsable de comunicación de esta agrupación, Dori Andrés, esta cantidad de kilos se verá incrementada entre la tarde de ayer miércoles -último día de recogida- y el día de hoy, ya que todavía se están enviando estos alimentos de prolongada caducidad por parte de algunos pueblos de la provincia.

Además del atún y el arroz, alimentos éstos reclamados personalmente por los refugiados saharauis en los campamentos argelinos, se introducirán en el contenedor palés de vaqueros sin estrenar donados por una fábrica, otros dos palés de camisas nuevas, centenares de bolígrafos y los ordenadores viejos que fueron retirados del instituto de Educación Secundaria Universidad Laboral, más algo de material quirúrgico.

Se trata de la habitual caravana con alimentos y artículos de primera necesidad que todos los años se encarga de enviar esta Asociación de Amigos a los campamentos saharauis ubicados en Tindouf.

La participación y solidaridad de los albaceteños ha sido tal que Dori Andrés aseguró que todo el material recibido en la Asociación no será enviado por falta de espacio, si bien «lo que nos quede pendiente lo enviaremos en otra caravana que saldrá en junio y que está organizada por otras asociaciones homólogas».

En esta nueva campaña de recogida de alimentos para los campamentos de los saharauis expulsados de su territorio, los ciudadanos han respondido «muy bien», incluso, «ha habido gente que ha llegado hasta el Recinto Ferial con el carro de la compra lleno de arroz y atún, y a esto no se le puede pedir más», comentó Dori Andrés, que aplaudió la colaboración que han prestado asociaciones de vecinos, de amas de casa, viudas y algunos colegios de la capital y provincia, así como los carros que han podido colocar en las líneas de caja de los hipermercados Alcampo y Eroski.

Sin implicación empresarial

«Nos hemos sentido muy arropados», insistió la responsable de comunicación de la Asociación, que aunque alabó la participación ciudadana criticó la falta de implicación empresarial, pues «sólo Construcciones Moreno y Roldán ha colaborado con nosotros para pagar los gastos del contenedor y el flete».

Pero, afortunadamente, la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui emitió 1.500 bonos de 1 euro y otros 500 bonos de 5 euros, que se agotaron inmediatamente, por lo que tuvieron que realizará una segunda edición que, al día de hoy, no está agotada. Además, «hay gente muy allegada a la asociación o familias acogedoras que donan sin necesidad de atenerse a los bonos», explicó Andrés, que garantizó que toda la cantidad económica recaudada se utiliza para el abono del flete del contenedor en un naviero y, en caso de quedar superávit, «lo empleamos en comprar más arroz o atún o en productos de primera necesidad que nos solicitan desde los mismos campamentos. Nosotros solemos enviar alimentos de larga caducidad, artículos para la higiene personal, cocinas e, incluso, un año mandamos dinero para que pudieran comprarse unas camellas», indicó.

Por el momento se desconoce cuándo saldrá del puerto de Alicante el contenedor con destino a los campamentos argelinos que recibirán los más de 15.000 kilos de atún y arroz recogidos en Albacete.

La Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui lanza esta caravana a nivel provincial una vez al año y, además, financiar los proyectos de cooperación que va solicitando el pueblo saharaui.