El Parque Científico comienza a tramitar su segunda fase ante la elevada demanda de empresas para instalarse

La falta de espacio ha obligado a acelerar los trámites para la urbanización de 80.000 metros cuadrados Se habilitarán espacios de manera provisional para atender las necesidades empresariales más inminentes

ELÍAS JIMÉNEZALBACETE

El Parque Científico y Tecnológico de Albacete está desbordado. Tiene tantas solicitudes de empresas que quieren asentarse ya en sus instalaciones que está buscando espacios provisionales para hacerles hueco.

Así ha ocurrido con cuatro o cinco empresas que pretenden afincarse en las instalaciones del Parque Científico y Tecnológico de Albacete y que no encuentran espacio puesto que el edificio de emprendedores, inaugurado en el mes de junio del pasado año, se ha quedado pequeño.

En principio este edificio estaba pensado para la instalación de 14 empresas, pero ante la necesidad de contar con más espacio, se han admitido dos más que se han instalado en las dependencias del Parque en los últimos meses.

La primera de ellas es Media de Consultores de Ingeniería que se encarga de acciones de consultoría en materia de ingeniería que ha participado en varios programas de la empresa aeronáutica EADS-Casa.

La segunda empresa instalada, al margen de las primeras catorce, ha sido Alhambra-Eidos, especializada en facilitar soluciones a las necesidades empresariales en el ámbito de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Esta empresa abre en el parque una factoría de software y un centro de innovación tecnológica.

Pero además de estas dos empresas, que se han sumado a las incialmente instaladas, hay otras cuatro o cinco que están muy interesadas en afincarse en el Parque Científico y por ello se les va a habilitar un espacio provisional en los edificios de los Institutos de Energías Renovables y de Automática y Robótica. Tal y como explicó a este diario el director de Parque Científico y Tecnológico de Albacete, Pascual González, en concreto se reservarán 800 metros cuadrados para la instalación de empresas, 400 en cada edificio.

Duplicar el espacio

Para ello se dejará sin montar una parte de cada uno de estos edificios que están a punto de estar operativos, «con el objetivo de conjugar todas las necesidades». Esto supondría duplicar prácticamente el espacio con que cuentan actualmente en el Centro de Emprendedores que se construyó en la primera fase.

Además, de este modo se alcanzaría la implantación de en torno a 20 empresas (actualmente son 16 las instaladas). De hecho las empresas que están interesadas en afincarse en Albacete están relacionadas con el mundo de la informática y de la ingeniería, y en su mayor parte procederán de fuera de Albacete.

Esta situación ha empujado al Parque Científico y Tecnológico de Albacete a acelerar al máximo para el desarrollo de la segunda fase que tendrá como actuación más inmediata la construcción del Vivero de Empresas, un edificio que permitirá la instalación de empresas y que contará con mayores espacios destinado a las empresas que quieran implantarse en él. Contará con un espacio modular de 100 metros que permitirá adaptarse a las necesidades de las empresas que se instalen en el edificio del Centro de Innovación, ya que una empresa podrá adquirir varios espacios para su implantación.

Próxima reunión

El director del Parque Científico y Tecnológico explicó a este diario que se están ultimando los preparativos para hacer posible que se apruebe la urbanización de la segunda fase antes de la reunión que mantendrá el comité ejecutivo del día 10 de abril. Esta segunda fase se construirá sobre una superficie de 80.000 metros cuadrado. El nuevo Centro de Innovación (así se llamará el Vivero de Empresas), tendrá una superficie de 5.000 metros cuadrados, de los que 3.000 se destinarán a la implantación de las nuevas entidades, mientras que el resto se destinarán a espacios comunes. Según anunció Pascual González, la intención es que este segundo edificio para albergar iniciativas empresariales estará finalizado en el último tramo del 2008, «esperemos que sea nada más acabar el verano, pero con las obras se sabe cuando empiezan, pero nunca cuando acaban».

En principio está previsto que la inversión para la construcción del Centro de Innovación supere los cinco millones de euros, mientras que el coste de las obras de urbanización rondará los dos millones de euros.

A todo ello, habría que sumar que el Ayuntamiento ha autorizado ya la construcción de la AB-20 en la zona que afecta al Parque Científico y Tecnológico, entre los sectores 9 y 19.