Tres años de prisión por un delito de abusos sexuales a su sobrina de ocho años de edad

La juez da mayor credibilidad al testimonio de la niña que al acusado que atribuyó la denuncia a los celos y a las malas relaciones con su madre

E.J.ALBACETE

El Juzgado de lo Penal número uno de Albacete ha condenado a tres años de prisión al acusado de abusar sexualmente de una niña de ocho años.

Tal y como consta en la sentencia, los hechos se sucedieron en el 2003 cuando el acusado, G.R.M., que por aquel entonces tenía 32 años de edad, aprovechando que su sobrina, de ocho años, les visitaba a él y a su mujer (hermana de la madre de la niña) en su domicilio para tocarle las partes íntimas.

La resolución judicial recoge que el acusado aprovechaba que estaban todos sentados viendo la televisión tapados con una manta para que abusar de la niña y obligarla a que le tocara los genitales poniéndole incluso películas pornográficas cuando su mujer no se encontraba presente.

El acusado amenazaba a la menor para que no le contara los sucedido a nadie porque de lo contrario sus padres la castigarían y tendrían que irse del pueblo donde residían.

En el transcurso del juicio, celebrado a principios del mes de marzo, el acusado negó los hechos que se le imputaban y dijo que tenía buena relación con la niña, que incluso visitaba con frecuencia su domicilio, pero atribuyó esta denuncia a una supuesta mala relación con la madre de la menor y a que la niña tenía celos de la hija del propio procesado. La juez da mayor credibilidad a la declaración que la menor efectuó, protegida tras una mampara, que ratifico los hechos denunciados y explicó que se lo había contado a su madre porque pensó que su tía ya lo sabía por un comentario que había oído al respecto.

No se ha probado

La juez considera que las pruebas periciales y testificales realizadas durante el juicio, unidas al hecho de que no quedara acreditado ninguno de los motivos que alegaba el acusado, le hace pensar que cometió los hechos que se le imputaban.

Por ello, lo considera culpable de un delito de abuso sexual y le condena a tres años de prisión, al tiempo que le prohíbe acercarse a la menor a menos de 200 metros de distancia o comunicarse con ella durante cinco años.

El acusado puede recurrir la sentencia ante la Audiencia Provincial de Albacete en un plazo de diez días desde que le sea comunicada.