Albacete cuenta desde ayer con un nuevo parque industrial en la carretera de Ayora

Se trata del polígono privado de Ajusa, que ocupa más de 340.000 metros cuadrados, y que acogerá a las quince empresas de la compañía

E.J.ALBACETE

Albacete cuenta desde ayer con un nuevo polígono industrial, el creado por la empresa albaceteña Corporación HMS, que aglutina a quince empresas, entre las que sobresale Ajusa, con plantas en los cinco continentes y ventas a 80 países. El nuevo parque industrial y tecnológico, de carácter privado, contará más de con 340.000 metros cuadrados y está ubicado en la carretera de Ayora a apenas dos kilómetros de distancia de la ciudad de Albacete. Allí se instalarán las quince empresas con que cuenta la Corporación HMS, dedicadas a la automoción, la construcción, las energías renovables o la comunicación.

La primera en hacerlo ha sido Hermasan Constructora, que se ha instalado en un edificio de más de 2.000 metros cuadrados de superficie, y progresivamente se irán instalando el resto de empresas de la Corporación.

El presidente de la Corporación HMS, José Manuel Martínez, se mostró satisfecho porque, tras 14 años de tramitaciones y gestiones, ayer se convirtió en realidad un proyecto anhelado, la implantación en una nueva zona industrial de Albacete. Para ponerlo en marcha, la compañía invertirá 150 millones de euros, «todos ellos de recursos propios del grupo» y que superará los 200 millones si se tiene en cuenta la planta de producción de pilas de hidrógeno. José Manuel Martínez, se mostró satisfecho «porque quizá se trate de la mayor inversión privada de toda Castilla-La Mancha». Además, destacó que se trata de un proyecto que cuenta con todo tipo de sofisticaciones e innovaciones «que hace que sea puntero a nivel local, regional y nacional».

Orígenes

El empresario albaceteño recordó sus orígenes con una pequeña nave en el polígono industrial Campollano dedicada a la fabricación de juntas y otros componentes de automoción. Destacó igualmente que su empresa ha sabido superar todas las dificultades y los cambios producidos desde los años 70. «Hemos superado -argumentó José Manuel Martínez- la apertura y diversificación de mercados, la entrada en la Unión Europea, y la apuesta por la calidad y la competitividad, todo ello con capital cien por cien manchego y albaceteño, compitiendo con otras cuatro grandes multinacionales en todo el mundo». El presidente de la Corporación HMS destacó que «hemos paseado con orgullo el nombre de Albacete y los apellidos de Castilla-La Mancha por todo el mundo». No en vano, Ajusa tiene plantas en Los Ángeles y Miami (Estados Unidos), en México DF (Méjico), en Sao Paulo (Brasil), Moscú (Rusia) y Shangai (China), ésta última desde hace apenas un año, «todas ellas con gerentes de Castilla-La Mancha».

Para el futuro destacó el reto de la apuesta por la competitividad, algo que consideró posible sin la necesidad de «deslocalizar las empresas a otros países en los que no se respeten los derechos humanos». Consideró que para que una empresa sea competitiva tiene que ser la primera y por ello remarcó su apuesta por la innovación, la investigación y el desarrollo. En su discurso también tuvo palabras de agradecimiento para su familia y para sus trabajadores, «que son los más imprescindibles».

La inauguración del polígono, que se hizo coincidir con la XIV edición de la celebración del día de las familias que cada cuatro años celebra esta empresa albaceteña, contó con la presencia de representantes de las instituciones locales, provinciales, regionales y nacionales. Entre los asistentes se encontraba el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, tres de sus consejeros (Alejandro Gil, José Manuel Díaz-Salazar y María Luisa Araújo), el secretario de Estado de Defensa, el albaceteño Francisco Pardo, el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando López Carrasco, el alcalde de Albacete, Manuel Pérez Castell, y el presidente de la Diputación Provincial, Pedro Antonio Ruiz Santos, entre muchos otros representantes de partidos políticos, sindicatos, de la universidad e incluso el nuevo obispo de Albacete, Ciriaco Benavente.

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, destacó la internacionalización y la innovación de esta empresa albaceteña, lo que calificó como «un acierto estratégico y comercial».