Meteorología establece para hoy el nivel rojo en Albacete ante la intensidad de las nevadas

Está previsto que bajen las temperaturas y que la nieve alcance los 20 centímetros de espesor En la capital se distribuyeron más de 10.000 kilos de sal en hospitales, instituciones y numerosas calles

ANA MARTÍNEZALBACETE
COPIOSA. Albacete recibió una nieve muy intermitente. / E. J./
COPIOSA. Albacete recibió una nieve muy intermitente. / E. J.

El Instituto Nacional de Meteorología ha establecido para hoy el nivel rojo en la provincia de Albacete, que supone riesgo meteorológico extremo. La previsión es que, en varias zonas de la provincia, las nevadas sean más copiosas por la tarde y podrán alcanzar 20 centímetros de espesor en 24 horas en cotas bajas de la provincia.

La predicción del INM para hoy es que Albacete amanecerá con cielo muy nuboso y recibirá de nuevo nevadas moderadas y localmente persistentes. En cuanto a las temperaturas, que ayer alcanzaron los tres grados bajo cero en la capital -la más baja de toda la provincia según el servicio de Meteorología de la Base Aérea de los Llanos-, las nocturnas experimentarán un ligero descenso y las diurnas un moderado descenso. Se prevé que Albacete capital registre de nuevo la temperatura más baja, con -4 grados y Hellín la más alta con 3 sobre cero.

El temporal de nieve y frío que está atravesando la Península Ibérica llegó ayer con más intensidad a la provincia de Albacete, tiñendo de blanco los tejados, parques y calles de numerosos municipios, principalmente de las comarcas de las sierras del Segura y Alcaraz, Campos de Montiel y La Manchuela.

La fuerza con la que nevó entre las 7 y las 11 de la mañana obligó al cierre de varios tramos de carretera. En concreto, la carretera N-310 (San Clemente-Villarrobledo-Ciudad Real) permaneció cortada a su paso por la provincia de Albacete y entre los puntos kilométricos 145 y 111.

Otro tanto de lo mismo ocurrió en la autovía A-31, en el tramo comprendido entre La Gineta y La Roda, cuyo carril izquierdo en dirección a Madrid estuvo inoperativo durante algunas horas.

A las 14 horas de ayer y según el parte emitido por la Subdelegación del Gobierno, ambas carreteras presentaban nivel blanco y habían reestablecido la circulación con normalidad. Finalmente, la carretera N-322 en el tramo Alcaraz-El Jardín, presentaba nivel amarillo entre los puntos kilométricos 276 al 288, lo que significa que estuvo cerrado al tráfico de camiones, que se reestableció a media tarde, por lo que a las 18,45 horas no existía incidencia alguna que afectara ala circulación en la red de carreteras de la provincia.

Cadenas en los puertos

La intensidad de las nevadas fue tal que en seis puertos de la provincia era necesario el uso de las cadenas: Crucetas (carretera CM-412 de Riópar), entre los puntos kilométricos 188 al 184; Crucetillas (carretera C-415 de Riópar), entre los puntos kilométricos 0 al 17; El Peralejo (carretera de CM-412 de Molinicos), entre los puntos kilométricos 211 y 205; El Bellotar (carretera CM-3205 de Villaverde de Guadalimar) entre los puntos kilométricos 0 y 19; El Arenal (carretera CM-3204 de Riópar), entre los puntos kilométricos 14 y 16; y El Barrancazo (carretera Vianos-Paterna), entre el puntos kilométricos del 20 al 26.

También era obligatorio el uso de cadenas entre Casas de Lázaro y Peñascosa, Peñascosa y Bogarra y Casas de Lázaro y Bogarra.

Ante las previsiones del Instituto Nacional de Meteorología, las administraciones públicas de la provincia de Albacete activaron sus planes especiales para tratar que el temporal afectara en menor medida a la vida cotidiana de los albaceteños.

Así, la Diputación Provincial de Albacete puso en circulación tres palas quitanieves que se encargaron de despejar las carreteras y de la distribución de sal en el puerto de las Crucetillas entre Riópar y Paterna, en Yeste y en Alcaraz.

Por su parte, la Junta de Comunidades se encargó de las cinco brigadas y cuatro camiones quitanieves dotados con saleros que trabajaron preferentemente en las sierra de Alcaraz y Segura.

También el Ayuntamiento de Albacete empleó sus esfuerzos para conseguir que la nieve no impidiera el normal desarrollo del día. Mientras que el servicio municipal de bomberos puso en marcha el plan de nevadas, consistente en tener todos los vehículos dispuestos para cualquier intervención, si bien ayer no se produjo ninguna, la Policía Local puso en marcha un operativo especial integrado por 34 agentes, que se encargaron de controlar los accesos a la ciudad y los puntos neurálgicos del casco urbano, así como de revisar las rampas y acceso a hospitales y centros de salud y de cerrar el parque de Abelardo Sánchez.

De la sal esparcida por la ciudad se encargó el área de Medio Ambiente que puso a trabajar a cuatro camiones descubiertos con espaciadores de sal y siete furgonetas con tres peones cada una de ellas. Además, todos los barrenderos de la capital se encargaron también de manejar palas para retirar la nieve de los accesos a centros de salud y hospitales, colegios e institutos, ayuntamiento e instituciones públicas, empresas de Campollano, Paseo de la Cuba y Hermanos Falcó, principales calles del centro y de muchos barrios del término municipal. En total se distribuyeron por la capital más de 10.000 kilos de sal.

Ante esta situación de nevadas en toda Castilla-La Mancha, la Delegación del Gobierno declaró la situación 1 de emergencia y, por ello, se preconstituyó el centro de coordinación operativa, integrado por Guardia Civil, Demarcación de Carreteras, Tráfico y Delegación del Gobierno.

Para hacer frente a cualquier contingencia que pueda afectar a las carreteras estatales, el Plan de Viabilidad Invernal de Castilla-la mancha cuenta con 400 personas adscritas a la Demarcación de Carreteras, 749 agentes de la Guardia Civil de Tráfico y dispone de 120 máquinas quitanieves.

Por su parte, el director general de Protección Ciudadana, Fernando Talavera, explicó ayer que entre las 7 y las 11 horas de ayer, el Servicio de Emergencias 112 atendió 81 incidentes relacionados con las nevadas, 6 de ellos se produjeron en la provincia de Albacete.