¿Había una vez!...

La ciudad aspira a ser la capital española del Circo En 2008 se organizará el I Festival Internacional 'Ciudad de Albacete'

EMMA REALALBACETE

Albacete aspira a ser capital nacional del Circo y, para lograrlo, va a trabajar con ahínco. La primera iniciativa se presentaba ayer y, bajo el título de Estrellas del Circo, pretende hacer, los días 23, 24 y 25 de febrero, un ensayo general de lo que quiere impulsar a partir de 2008: el primer Festival Internacional de Circo de España.

Mientras llega el año que viene, queda todo un camino preparatorio por recorrer y, para ello, se ha ideado esta especie de «edición cero» del Festival y que se trata de «una selección de los mejores artistas de circo españoles, triunfadores en el extranjero, pero desconocidos en su tierra», según explicó el que será el director artístico de este experimento y la persona que mejor conoce el mundo circense en nuestro país y uno de los que más sabe de él en Europa, Genís Matabosch. «El Teatro Circo -aplaudió- les da la posibilidad de hacer, por primera vez en la historia de nuestro país, un espectáculo único».

Y es que este espectáculo será, además, exclusivo. Se creará por y para el Teatro Circo de Albacete, como uno más de los motivos por los que el alcalde tiene la intención de luchar por esta artística capitalidad. «El Teatro Circo, único en España, tiene la fuerza suficiente para apostar por que Albacete sea la capital del Circo en España y es a eso a lo que aspiramos». De hecho, Pérez Castell anunció que se van a dirigir tanto a la Consejería de Cultura como al Ministerio para que ambos apoyen a la ciudad en su empeño de convertirse en referente circense nacional e internacional.

Nace un sueño

La preparación de lo que será en 2008 el I Festival Internacional de Circo será para lo que el mundo cultural albaceteño al completo ya se ha puesto manos a la obra y que tendrá, como primer paso, este espectáculo de Estrellas del Circo.

Serán 7 compañías integradas por un total de 14 artistas, casi todos ellos españoles, que ofrecerán cinco funciones: la inaugural, el viernes 23 de febrero, y dos por día el sábado 24 y domingo 25. Son artistas de renombre internacional que «se juntarán en el Teatro Circo de Albacete al inicio de esa semana y trabajarán durante toda la semana para montar este increíble espectáculo», destacó Matabosch. Como no podía ser de otra manera, la música será en directo, a cargo de la orquesta dirigida por Carmino DAngelo.

Y es que para el director artístico, que llegó ayer a la ciudad directamente desde el Festival de Circo de Montecarlo para estar en esta presentación, «creo que hoy nace aquí un sueño y que el Ayuntamiento hace una valiente apuesta para poder dar a luz en 2008 el I Festival Internacional de Circo 'Ciudad de Albacete'». Una iniciativa que nace ya muy ambiciosa, con las máximas pretensiones, las de traer a la capital manchega a las principales estrellas de circo de todo el mundo.

La importancia de este proyecto la destacaba también el que será su productor, Carles Treviño, quien recordó que «hace unos años había muchos teatros-circo en España y hoy sólo queda éste de Albacete y quizás sea una señal para hacer algo grande». Algo grande donde confluyen una serie de requisitos indispensables y que Treviño resumió en «una voluntad importante del alcalde de Albacete, el enorme conocimiento sobre el mundo del circo de Genís Matabosch y la historia de este maravilloso Teatro-Circo».

Amor a primera vista

Según Pérez Castell, alcalde de la ciudad, «éste es más importante que cualquier espectáculo circense que se haga en España y que parecido a cualquiera de los que se están haciendo en Europa».

Esa pasión que mostraba el alcalde es, reconoció el director del Teatro Circo, Ricardo Beléndez, la misma compartida por todos los que participan en el proyecto. «Yo, que soy un enamorado del Teatro Circo, y Genís, que lo es del circo, nos juntamos los dos y nos enamoramos de esta idea».

La Escuela Municipal de Circo informará también de la celebración de esta actividad por las calles de la ciudad en febrero.