MOTILLEJA / IU asegura que se prepara otro 'pelotazo' en la ribera del Júcar

LVMOTILLEJA

Izquierda Unida de Albacete ha denunciado que «el Ayuntamiento de Motilleja se encuentra tramitando un expediente de permuta de terrenos de propiedad municipal muy cercanos a la ribera del río Júcar, junto al campo de golf de las Pinaillas en Albacete».

La permuta consistiría, según adelantó ayer esta organización política, «en la entrega a un promotor de unos 320.000 metros cuadrados de suelo rústico propiedad del ayuntamiento de Motilleja a cambio de una chalet adosado de unos 95 metros cuadrados y una suma en metálico de 21.000 euros».

La zona objeto de la permuta se encuentra en la misma ribera del río Júcar en el paraje conocido como Dehesa Boyal (parcelas 5016 y 5017 del polígono 12 del término municipal de Motilleja) y se ha valorado como terreno rústico en 73.791 euros. Como trasfondo -añade IU- subyace la posibilidad, a corto plazo, de construir una urbanización.

Proyectos

Asegura IU que «no es la primera vez que Pedro José Charcos, alcalde socialista de Motilleja, intenta sacar adelante una operación urbanística en terreno municipal y en la ribera del Júcar, ya que en 1998 la Junta de Comunidades frenó un proyecto para urbanizar en una zona muy cercana, en las mismas laderas, a la que hoy pretende ser permutada. Igualmente el pasado año 2005 el Ayuntamiento de Madrigueras, con su alcalde al frente, pudo evitar la construcción de unos cuatrocientos chalets en una zona también muy cercana».

La ribera del Júcar, añade IU, ha sido y sigue siendo una zona muy apetecible para los promotores y constructores, pero se trata de una zona donde construir urbanizaciones es inviable ambientalmente y desde la perspectiva de un desarrollo racional del territorio supone no ajustarse a criterios de sostenibilidad y respeto al medio ambiente.

Para el coordinador provincial de Izquierda Unida, Pedro Bolívar, «esta operación, que apunta unos fines especulativos muy claros, es un intento más de impulsar una iniciativa urbanizadora que degradaría de forma irremediable el entorno del río Júcar, con el agravante de que se trata de una propiedad municipal».

El dirigente de IU ha pedido a la Consejería de Urbanismo y Vivienda que no autorice esta permuta, por tratarse de un posible fraude de ley ya que no existe justificación racional y legal posible que motive la operación y, además, afectaría a una zona de especial protección ambiental y pendiente de ordenación.