Se acabaron las vacaciones para el Albacete Balompié

La plantilla regresó a los entrenamientos después de siete días de descanso navideño Ferrando sigue esperando la llegada de un delantero que se podría producir la próxima semana

JOSÉ LUIS ROYOALBACETE
EN FORMA. La plantilla del Alba                                 durante la sesión de ayer con el preparador físico a la cabeza. / MANUEL PODIO/
EN FORMA. La plantilla del Alba durante la sesión de ayer con el preparador físico a la cabeza. / MANUEL PODIO

Tras siete días de descanso navideño, la plantilla del Albacete Balompié regresó ayer al trabajo en la Ciudad Deportiva bajo las órdenes de César Ferrando, aunque no lo hizo con la plantilla al completo ya que se ausentaron algunos jugadores como Nicolás Núñez -en Chile-, Leo Biagini -tiene permiso hasta el 2 de enero- y Francisco Noguerol - que anoche disputó un amistoso con la selección de Galicia-. Además, nos se ejercitó Parri, con molestias en el adductor, mientras Juan Carlos, que sigue con molestias en la rodilla y Héctor, con tendinitis también en la rodilla, trabajaron a distinto ritmo, aunque parece que los tres podría participar en algunas de las dos sesiones de hoy.

Y es que, el equipo tiene previsto trabajar hoy y mañana en doble sesión y descansar el día de Nochevieja y Año Nuevo para regresar de nuevo al trabajo el 2 de enero con la mente ya puesta en el encuentro del día 6 ante el Xerez.

César Ferrando comentaba sobre las ausencias que todos «tienen permiso», aunque cuando se le cuestionaba sobre Nicolás Núñez, que está entrenando con un equipo chileno en el que podría quedarse como cedido, el técnico comentaba que «no tengo ni idea, sé algo, pero no me han concretado nada, pero no sé si está entrenando o no».

El técnico tiene claro que si Núñez «no está aquí es porque es club entiende que es necesaria su salida».

Regreso

Sobre el regreso a los entrenamientos, César Ferrando comentó que «volvemos con la intención de seguir trabajando como antes, que lo estábamos haciendo bien, y prepararnos para intentar ganar en Jerez que para eso nos pagan».

En estos días de descanso el técnico ha tenido tiempo para reflexionar sobre lo que debe mejorar el equipo y al valenciano no le duelen prendas al confesar que hay que mejorar «muchas cosas, en trabajo no porque se está trabajando fenomenal. Hay que mejorar el ataque, la defensa, todo, pero el trabajo del equipo está bien, en Murcia tuvimos setenta minutos muy buenos y ante Las Palmas se trabajó bien. Hay que mejorar en atención porque no nos pueden hacer goles en los últimos minutos». Ferrando asegura que el problema del equipo no es de «actitud porque en Murcia fue en los últimos minutos y el día del Poli Ejido no fue falta de actitud y el día de Las Palmas tampoco. Es más problema de atención y concentración en estos momentos. Crees que está todo hecho y no es así, falta atención más que otra cosa». En cuanto a la llegada de refuerzos, el técnico valenciano fue bastante claro al reconocer que no esperaba tener ya al delantero pretendido en el primer entrenamiento tras las vacaciones. «Porque sé como están las negociaciones y sé que está complicado y sabía que era difícil que estuviera aquí hoy -por ayer-, pero sé que va a estar».

De todas formas, Ferrando cree que para la próxima semana podría incorporarse al equipo el delantero pretendido. «Va a venir seguro, pero tenemos que esperar». Preguntado por las características del jugador, el técnico comentó que «tal y como estamos nosotros el primero que pase con el móvil lo metemos dentro a jugar. Es un jugador que viene a ayudarnos porque estamos muy justos arriba y que haga que los resultados sean mejores».

Sobre la lista de nombres es interminable -Pachón, Losada, Calle, Dani, entre otros-, Ferrando aseguró que «no sé lo que hay y si lo sé no lo voy a decir. Que va a venir uno estoy convencido. Si al final se confirma el jugador que me han dicho me parece un futbolista interesante».

Problema ofensivo

A Ferrando también se le preguntó sobre la posibilidad de reforzar alguna línea más porque parece que los problemas del equipo están sólo en la zona de ataque. En este sentido, el técnico cree que «es de perogrullo y se ve que delante estamos muy justos y por eso fichamos ahí, si tuviéramos mucho que gastar reforzaríamos más posiciones, si tuviéramos muchísimo que gastar, ficharíamos todavía más posiciones, pero como no lo tenemos, nos reforzamos donde creemos que nos hace más falta. Al final no hay más y nos tenemos que centrar en un sitio».

De todas formas, tras la vacaciones navideñas, Ferrando podría volver a contar con Leo Biagini una vez recuperado de su lesión en el tobillo. A pesar de ello, el entrenador no las tiene todas consigo «porque todavía no sé cómo está. No estoy muy contento con lo que vi el último día de entrenamientos y cuando se lesionó me pilló delante y para mí se hizo mucho daño, creí que se había roto. La sorpresa es que no tenía nada, pero ha vuelto a recaer y vamos a ver cómo llega porque para nosotros sería importante que viniera otro jugador y que Leo se recuperase».

En cuanto al primer rival del próximo año, César Ferrando comentó que la derrota en Copa del Rey no debe influir en este choque. «Intentaremos repetir la primera parte que hicimos allí y mejorar la segunda. Creo que el equipo no mereció perder allí y menos por ese resultado, pero así es el fútbol. Vamos a intentar hacerlo mucho mejor».

Parri

Sobre la buena actuación de Líbero Parri con la selección valenciana, con la que consiguió un tanto ante Perú, Ferrando se mostró molesto por la participación del jugador en este tipo de encuentros. «No me alegré de verle, porque Parri arrastra unas molestias en el pubis, vi el partido y estaba padeciendo, no disfruté del partido porque hace dos años volvió con una molestia en el tobillo».

Y es que Ferrando tiene claro que Parri es la joya del Alba y no se debe arriesgar así. «Estamos tan justitos y que le pueda pasar algo a un jugador de este nivel te hace estar pendiente. Parri es una persona excelente y un jugador fenomenal y para nosotros es muy importante y estuve pendiente de que no le pasar nada».