Los Mirage F-1 cumplen ahora 175.000 horas de vuelo con el Ala 14

Las cazabombarderos llegaron a la Base de Los Llanos el 18 de junio de 1975 procedentes de Francia Hace 40 años, este avión realizó el primer vuelo en el espacio francés

SÁNCHEZ ROBLESALBACETE
CUMPLEAÑOS EN LAS NUBES. El avión Mirage F-1 cumple 			cuarenta años desde su entrada en funcionamiento./LA VERDAD/
CUMPLEAÑOS EN LAS NUBES. El avión Mirage F-1 cumple cuarenta años desde su entrada en funcionamiento./LA VERDAD

Los cazabombarderos de la Base de Los Llanos encuadrados en los Escuadrones 141 y 142 del Ala 14 conmemoran ahora un doble aniversario. Según fuentes del centro militar albacetense del Ejército del Aire, los aviones Mirage F-1 han cumplido 175.000 horas de vuelo desde su llegada a Albacete el dieciocho de junio de 1975 cuando desde la ciudad francesa de Mont de Marsans se trasladaron a Albacete los primeros aviones de estas características.

Hay que recordar en este sentido que el 29 de mayo de 1974, los entonces Príncipes de España, Juan Carlos de Borbón y Sofía llegaron a la Base militar albacetense, cambiándose un mes más tarde, concretamente en junio de ese año el estacionamiento del Ala 37 y se toma el Ala 14 dotada con el citado material de combate.

También se da la circunstancia ahora en otra conmemoración histórica relevante, puesto que hace ahora cuarenta años, concretamente el 23 de diciembre de 1966, el piloto René Bigand realizó el primer vuelo con el prototipo del Mirage F-1 fabricado por la empresa francesa Dasault, llegando con posterioridad en la fecha anteriormente indicada los primeros aviones de estas características a la Base de Los Llanos.

Según destacó el comandante Yuste, el Ala 14 fue la primera que operó en España con este tipo de avión de combate, manifestando además que la adquisición de este avión supuso un avance muy importante para la Fuerza Aérea española.

En este sentido, es preciso subrayar que la llegada del Mirage F-1 a la Base de Los Llanos convirtió a esta unidad del Ejército del Aire en centro puntero de la defensa en España y supuso la diversificación del origen de buena parte de los aviones destinados a la defensa del espacio aéreo español que hasta ese momento estaba representada por una amalgama de reactores estadounidenses y los restos de algunas versiones alemanas de la Guerra Civil.

Importante actividad

Por otro lado, hay que destacar la relevante operatividad de estos aviones a lo largo de la historia en su ubicación en la Base Aérea de Los Llanos. En este sentido, es preciso manifestar que las primeras cincuenta mil horas de vuelo del F-1 fueron en el mes de agosto de 1984 para continuar con otra fecha histórica, concretamente la del 27 de junio de 1987 en la que el Ala 14 alcanzó las setenta y cinco mil horas de vuelo en material Mirage F-1. Continuó este plan de conquista de récords al cumplir las cien mil horas de vuelo, hecho que se produjo concretamente el veinte de noviembre de 1991 para continuar en este tipo de apartados en el plano histórico con la consecución el 26 de marzo de 1997 con el logro de las 125.000 horas de vuelo del F-1, mientras que las ciento cincuenta mil horas de vuelo se consiguieron el doce de agosto de 2002, hecho que se produjo en una misión nocturna de dos aviones de estas características.

En la historia de estos cazabombarderos del Ejército del Aire español, hay que constatar que en el año 1996 se inició un programa de modernización de estos aviones, llegando en 1999 a Albacete el primer avión ya completamente modernizado en la localidad belga de Charleroi, dándose además la circunstancia de que el 29 de julio de 1999 se incorporó al Ala 14 el grueso de la plantilla de aviones y dotación de personal de la Base Aérea de Manises.

La Base de Los Llanos recibió el último avión modernizado el 27 de febrero de 2001, dándose por cerrado este proceso.

La finalización del programa de modernización de los aviones Mirage F-1 de la Base de Los Llanos contribuyó en su momento y de manera especial al aumento de la operatividad de la Base de Los Llanos, como lo demostró el hecho de que en esos años las horas de vuelo se incrementaron un 20% respecto a pasados ejercicios.

Dificultad

El programa de modernización de los Mirages F-1 supuso una dificultad importante para la Base de Los Llanos, teniendo en cuenta que tras su finalización los pilotos y técnicos de distintas áreas se tuvieron que enfrentar a un nuevo sistema de armas careciendo en ese momento de la máxima experiencia operativa y logística previa de otros usuarios, puesto que aquel programa fue concebido y desarrollado con exclusividad para el Ejército del Aire español .

De esta forma, la particularidad de carecer de experiencia supuso un importante esfuerzo para determinar las doctrinas operativas y logísticas, así como optimizar tanto su empleo operativo como su gestión logística.

Este esfuerzo y dedicación dio su fruto con satisfacción y en la actualidad el Mirage F-1 es pieza fundamental en el poder aéreo del Ejército español, doble circunstancia que se ha puesto de manifiesto, no sólo en las misiones convencionales y diarias que la Base tiene asignadas por el Mando, sino también con la participación en distintas misiones internacionales de carácter extraordinaria como han sido entre otras la protagonizada en Alaska y ahora recientemente en la zona de los Países Bálticos.

Fotos

Vídeos