Rubén Martín busca una salida en el mercado de invierno

Asegura que ha recibido «demasiado castigo» por su actuación del año pasado Podría marcharse a un equipo de la segunda división inglesa

JOSÉ LUIS ROYOALBACETE
ENTRENANDO. A pesar de no tener ficha, Rubén Martín, trabaja a diario con sus compañeros / LV/
ENTRENANDO. A pesar de no tener ficha, Rubén Martín, trabaja a diario con sus compañeros / LV

Se acerca la apertura del plazo de fichajes y no solamente los equipos mueven ficha, sino también los jugadores que, como el cancerbero del Albacete. Rubén Martín, están sin ficha o no disponen de minutos en sus clubes. Así, el meta talaverano confirmó ayer que está buscando equipo para poder abandonar el Alba en cuanto se abra el próximo mercado de invierno, el 1 de enero.

«Mi primera idea es la de salir de aquí en enero si me sale alguna oferta de algún equipo de Segunda División», afirmaba el jugador que además reconocía que puede haber interés de un equipo de la First División inglesa. «Hace un par de semanas tuve contacto con un equipo de Inglaterra y si llego a un acuerdo con ellos empezaría a hablar con el Albacete, pero en principio, tengo contrato aquí y hasta que no me salga nada soy jugador del Albacete».

En cuanto a ofertas de España, Rubén Martín no pierde la paciencia y afirma que «mi representante ya está al cabo de todo está claro que la Segunda División está difícil porque dependes de una lesión, de que un portero no esté a gusto en un equipo y estoy a expensas de eso, pero como cambia de un día para otro hay que tener tranquilidad».

A pesar de no estar jugando, Rubén Martín se entrena todos los días con el primer equipo y no tendría problemas para jugar en cualquier equipo en el momento que fiche. «He tenido épocas buenas y malas, sobre todo mentalmente, pero mi ilusión por seguir jugando al fútbol no cambia y espero poder hacerla realidad jugando un partido dentro de poco. La situación es incómoda y se sufre mucho, pero no he perdido la esperanza de volver a jugar».

Demasiado castigo

Y es que el meta de Talavera sabe que todavía le queda mucha carrera por delante y espera seguir teniendo oportunidades «y ya el año pasado, con 25 años jugué bastantes partidos con el Albacete y me sirvió de gran experiencia. Creo que la situación en la que estoy es quizá demasiado castigo para lo que hice el año pasado».

De todas formas, el cancerbero cree que no debe mirar más atrás «y no quiero pensar en el pasado y sí estar ilusionado y coger fuerzas para lo que pueda llegar ahora. Mi ilusión es la de jugar cuanto antes».