La dirección deportiva sigue trabajando para fichar a un delantero en enero

J.L.R.ALBACETE

A pesar de que parece que las opciones que maneja la dirección deportiva para reforzar la delantera se están evaporando, el Albacete sigue en busca de un delantero que refuerce el ataque del equipo a partir del mes de enero.

El principal objetivo de los albaceteños era el delantero del Betis, Dani, pero en los últimos encuentros está entrando en los planes de Javier Irureta y la afición del conjunto verdiblanco no quiera que el canterano cambie de aires. Además, por si éste no fuera suficiente obstáculo, parece que el Getafe de Bernd Schuster quiere al delantero.

Otra de las opciones que manejaba la secretaría técnica del Albacete Balompié para reforzar la delantera era la del búlgaro Vladimir Manchev, pero los problemas con el Levante para rescindir su contrato pueden hacer que el jugador termine la temporada sin jugar en el conjunto granota. Y es que Manchev denunció al club valenciano y una jueza fijó la indemnización en 225.000 euros, aunque el Levante tiene previsto recurrir y el proceso se podría alargar hasta un año. Además, parece que el búlgaro tiene una importante oferta del Estrasburgo francés, por lo que el Alba ha desestimado su contratación.

Mercado extranjero

Con las opciones del mercado español de Primera División prácticamente agotadas, la dirección deportiva está peinando en el mercado extranjero para intentar encontrar un delantero que se acomode a sus exigencias, que no son otras que el bueno, bonito y barato, algo cada día más complicado.

De todas formas, se siguen manteniendo conversaciones con jugadores nacionales, pero las negociaciones se complican ya que sus clubes de origen no terminan de dejarlo salir.

Así, parece claro que el Alba fichará un jugador que no está ahora mismo en el fútbol español y que ocupe la demarcación de delantero, posición en la que el equipo está algo cojo, a pesar de que en nómina existen cinco delanteros. Además, Ferrando, ya en pretemporada solicitó el fichaje de otro atacante, algo que no le fue concedido.

Hace un mes, además de estar buscando un delantero, el club también pretendía fichar a un defensa central, pero la recuperación del capitán Santi Denia parece haber frenado esta necesidad y posiblemente no se contrate a ningún jugador para esa posición.

La presencia de Santi en la convocatoria del partido ante Las Palmas hace presagiar que el jugador albaceteño ya está en disposición de jugar si César Ferrando lo estima conveniente y por ello, desde la secretaría técnica se descarta la llegada de un defensor. En el club consideran el refuerzo de la defensa como una necesidad secundaria y la falta de dinero no permite al Albacete pensar en desembolsos mayores, así que parece que en enero seguirán los mismos defensas que hay en estos momentos.

Además, el objetivo del Albacete es reducir la plantilla, es decir, prescindir de los jugadores que no están entrando en los planes del entrenador, sobre todo de los César Cortés y Nicolás Almagro, que además de no jugar ocupan las dos plazas de extranjeros que se permiten en Segunda División.

El club manchego les está buscando una salida y lógicamente tendrá que ser fuera de España porque en Segunda lo tienen muy difícil porque además de no haber jugado, son extranjeros y tienen difícil acomodo en la categoría. Por ello, no sería descartable que incluso volvieran a Chile en calidad de cedidos, porque no podemos olvidarnos de que tienen cuatro años de contrato.