El Alba se deja empatar ante diez (1-1)

Buades adelantó a los de Ferrando gracias a una jugada de estrategia en un choque sin claras ocasiones

JOSÉ LUIS ROYOALBACETE
SE ADELANTARON. Gato y Ferrón se abrazan después de que Buades abriera el marcador. / M. PODIO/
SE ADELANTARON. Gato y Ferrón se abrazan después de que Buades abriera el marcador. / M. PODIO

El Albacete Balompié empató ayer contra Las Palmas en un partido malo en su primera parte y algo mejor en la segunda y que parecía tener ganado hasta que a falta de tres minutos un golazo de David García neutralizó el que diez minutos antes había logrado Buades para los manchegos. Al final el resultado puede considerarse como justo debido a los méritos contraídos por ambos equipos.

Para empezar el choque Ferrando repitió el once que ganó en Gijón y la jugada no le dio resultado. Era un equipo muy reforzado en el centro del campo, con Bauzá como falso extremo izquierdo, por lo que la banda zurda era toda para Héctor Bueno. Así, el equipo centró su juego por la derecha, pero el canterano Pablo García no tuvo su tarde y el Alba tuvo que recurrir a los pelotazos largos para intentar romper la presión que Las Palmas ejercía sobre Cámara y David Sánchez.

A los manchegos, que no se metieron en el partido hasta bien entrada la primera parte, les costaba mucho construir y, como producto de ello, el área de Las Palmas se mantenía virgen. Sólo un centro chut de Diego Alegre que despejó el ex guardameta del Alba, Pindado inquietó a los canarios en los primeros minutos.

El conjunto amarillo se encontraba bastante cómodo sobre el terreno de juego y comenzó a soltarse en ataque, aunque demostró ser muy inocente en algunas acciones. A los nueve minutos, Juanma dispuso de la mejor opción de los visitantes cuando tras una serie de rechaces de la defensa manchega, le llegó el esférico dentro del área y ante Valbuena, pero no controló bien y su disparo forzado y flojo acabó atajándolo el meta madrileño.

En el ataque de los manchegos lo más destacable era la movilidad de Gato, pero como Parri no apareció en los primeros cuarenta y cinco minutos, el delantero tampoco generaba peligro. Además, el central canario David García se mostró un muro infranqueable para los atacante locales.

A la media hora llegó el segundo intento del Albacete. Tras una caída de Gato dentro del área, el balón le llegó a Héctor que probó fortuna con un disparo que se marchó rozando el palo.

Ligera mejoría

Tras esa jugada, parece que el Alba se entonaba y comenzó a dominar de forma clara el choque porque Las Palmas simplemente se dedicaba a defenderse, pero ya no se acercaba a la meta de Valbuena.

De todas formas, el dominio de los manchegos no servía para nada porque en el momento en que el balón llegaba a las inmediaciones del área, la defensa canaria no tenía ningún problema para tapar todos los huecos y evitar de esta manera que el conjunto local gozara siquiera de alguna oportunidad que comprometiera el empate que campeaba en el marcador.

Otra cosa

Tras el descanso Ferrando intentó arreglar el desaguisado cambiando a los hombres de banda y adelantando un poco las líneas por lo que el partido cambió por completo, al menos en los primeros quince minutos de la segunda parte.

Los manchegos pusieron una marcha más y llegaron las primeras ocasiones, eso sí, casi todas a balón parado. La primera con un remate alto de Buades tras un saque de falta de Parri y un minuto después, un centro-chut de Ferrón lo tuvo que enviar a córner un atento Pindado.

Las Palmas se iba echando hacia atrás y confiaba su suerte a la gran tarde de su central David García. Además, poco a poco la intensidad con la que salió el Alba se iba apagando, aunque seguía dominando y generando peligro, sobre todo por la banda derecha ya que Ferrón dio otro aire al equipo.

De todas formas, una jugada tonta dio alas a un Albacete que mentalmente estaba yéndose del partido. Darino se autoexpulsó tras propinar un empujón a David Sánchez, que un par de minutos antes había dado un golpe en la cara al centrocampista canario. Ferrando reaccionó y dio entrada a Azkorra retirando del campo a David Sánchez y pasando a jugar con dos delanteros.

Pero Las Palmas fue mejor equipo con diez y de hecho, Arriaga pudo adelantar a los canarios con un trallazo que tuvo que despejar Valbuena como pudo ante la violencia del disparo del delantero vasco del conjunto grancanario.

Dos minutos después Marcos Márquez pudo plantarse ante Valbuena, pero decidió tirarse para buscar la expulsión de Buades y la afición respiró. La siguiente acción de ataque también fue para los canarios, aunque Valbuena se anticipó a Nauzet Alemán ante la pasividad de la defensa.

Gol de estrategia y golazo

Pero cuando peor lo pasaba el Alba, llegó el tanto de los locales. Un centro desde la izquierda de Juan Carlos terminó en córner. Parri puso el balón en el área y Gato remató de chilena, pero el balón lo sacó un defensa de nuevo a córner y tras ponerlo en juego Parri, Cámara peinó en el primer palo y Buades entró con todo en el segundo para mandar el balón a la red.

Quizá era excesivo premio para el Albacete, pero los manchegos parecía tener los tres puntos en el bolsillo hasta que llegó una jugada extraña en la que colegiado señaló juego peligroso de Diego Alegre cuando debería haber sido al revés. La falta fue rechazada por la barrera, pero el balón le llegó a David García en la frontal del área, el central redondeó su gran tarde con disparo que se coló por la escuadra de la meta de Valbuena y evitó que el Albacete sumará tres puntos importantes para respirar en la tabla 13. Valbuena (2). El meta madrileño se mostró ayer bastante sobrio bajo los palos. Solventó las dos grandes ocasiones de Las Palmas con dos buenas paradas y en el tanto del empate del conjunto canario poco pudo hacer ante el gran disparo de David García.

2. Diego Alegre (1). Estuvo en su nivel de los últimos partidos, aunque algo más entonado. Defensivamente estuvo correcto, mientras que en ataque se entendió mucho mejor con Ferrón que con Pablo García.

22. Buades (2). Sólo pasó apuros en algún balón largo en el que Marcos Márquez le ganó por velocidad, pero prácticamente anuló al delantero de Las Palmas. Fue el autor del tanto de los locales y se convierte en el segundo goleador del Albacete.

16. Noguerol (2). De nuevo aportó serenidad en el juego del Alba, aunque tuvo algunos errores en los despejes. No tuvo demasiado trabajo y lo solventó con facilidad.

18. Héctor (1). En la primera parte tuvo que emplearse a fondo como carrilero, estando mejor en ataque que en defensa. En la segunda no atacó y además cometió demasiadas faltas que pudieron costarle la expulsión.

26. Pablo García (0). No tuvo su día, comenzó bien poniendo un buen par de centros al área, pero después fue incapaz de superar a su marcador. Fue sustituido en el descanso.

8. Álvaro Cámara (2). Estuvo perfecto en las labores de contención y robó innumerables balones, pero cuando le tocó crear juego, perdió también muchos balones.

14. David Sánchez (1). No le cogió el ritmo al partido y terminó aburriéndose. Provocó la expulsión de Darino, pero él también pudo haberse ido a la calle.

19. David Bauzá (1). Actuó como.falso interior derecho y se dedicó más a apoyar los dos pivotes. Recibió algunos pitos tras frenar una jugada de contraataque. Defensivamente, el equipo perdió con su marcha en el descanso.

7. Parri (1). En la primera parte no existió y el equipo lo notó porque no se pisaba el área. Tras el descanso cambió el chip y entró más en juego, aunque anduvo desacertado.

10. Gato (1). Durante los primeros 45 minutos sólo aportó desmarques y mucho trabajo, mientras que en la segunda buscó algo más la portería. Tuvo una gran ocasión con un remate de chilena que sacó un defensa.

11. Ferrón (2). Entró tras el descanso y le dio otro aire al equipo. Entró varias veces por la derecha, pero sus centros no encontraron rematador. Defensivamente también trabajo a un buen nivel y mostró el pundonor que le caracteriza.

9. Juan Carlos (1). Su entrada también supuso una mejoría en el juego del Albacete, pero su aportación no fue decisiva. En los primeros minutos de la segunda parte recordó al Juan Carlos de los primeros partidos, pero después se diluyó.

21. Azkorra (0). Entró para intentar dar mayor empaque al ataque de l Alba cuando el rival se quedó con diez, pero no aportó grandes cosas. Se desplazó demasiadas veces a las bandas para intentar jugar el balón, pero se olvidó de que él es que el tienen que rematar los centros desde los laterales.