Aplazado el juicio de Óscar Sevilla contra el T-Mobile hasta el día 3 de diciembre

MARINO MARTÍNEZALBACETE

El juicio que debía celebrarse ayer en uno Juzgado de lo Social de Albacete tras la demanda presentada por Óscar Sevilla contra su ex equipo el T-Mobile por despido improcedente fue aplazado ayer hasta el día 3 de diciembre. Sevilla y su abogado se presentaron en la sala, lo mismo que el abogado del equipo alemán, que solicitó el aplazamiento por defecto de forma, ya que al parece la comunicación del juicio no les había llegado con los 15 días hábiles de antelación que la ley indica. La fecha del día 3 de diciembre les vino bien a las partes y será en esa fecha cuando unos y otros expongan ante el juez su punto de vista sobre el despido del corredor de Ossa de Montiel.

Óscar Sevilla manifestó ayer al programa Ser Deportivos de la Cadena Ser de Albacete sobre la demanda que «es un despido improcedente porque me despidieron por no demostrar mi inocencia». Sobre su situación declaró que está «cansado de la situación» y sobre el futuro «espero seguir corriendo el próximo año, para eso me estoy preparando y hago vida de ciclista» tiene conversaciones con varios equipos pero «el mercado está muy parado, hay miedo» en todo caso «estoy en conversaciones» dijo con varios equipos y espera correr.

Sobre la denominada Operación Puerto en la que se vio envuelto y por la que fue expulsado del Tour y despedido de su equipo dijo que se está demostrando «que no hay pruebas, eran pruebas falsas».